Más de 100 muertos en accidentes de tráfico durante las fiestas

Las fiestas con motivo de la festividad religiosa del Kurban Bayramı, que se prolongaron durante más de una semana hasta ayer domingo, han dejado un trágico saldo en las carreteras de Turquía.

Las fiestas con motivo de la festividad religiosa del Kurban Bayramı, que se prolongaron durante más de una semana hasta ayer domingo, han dejado un trágico saldo en las carreteras de Turquía con más de un centenar de víctimas mortales y unos 700 heridos en accidentes de tráfico.

En la mañana del domingo la cifra de víctimas en las carreteras durante este largo período festivo sumaba ya 135 personas fallecidas y 697 heridas. En total se produjeron 139 accidentes de tráfico durante las fiestas, que este año se prolongaron durante 9 días y en las que 15 millones de personas se desplazaron en coche. El trágico saldo de fallecidos supone una nueva llamada de atención en un país donde cada año unas 10.000 personas -la población de una pequeña ciudad- mueren en las carreteras, especialmente durante los períodos vacacionales.

Ayer, dos menores de 17 años de edad que conducían sendos coches sin carné en la provincia oriental de Malatya chocaban con varios vehículos aparcados, falleciendo uno de ellos. También en Malatya, un accidente de autobús dejaba 16 heridos, mientras más al sureste, en la provincia fronteriza de Hakkari, un minibus que transportaba a varias personas a una boda se estrellaba contra un coche causando 18 heridos. En Bursa, al noroeste de Turquía, 7 personas resultaban heridas al salirse un camión de la carretera.

En la costa del Egeo, en la ciudad de İzmir, policías vestidos de paisano fueron desplegados por varias de las principales avenidas en las últimas dos semanas, multando a cerca de 10.000 personas principalmente por usar el teléfono móvil, o saltarse semáforos en rojo. También en la provincia egea de Muğla, helicópteros de tráfico controlaban estos días el tráfico y llegaron a notificar hasta 500 infracciones, para sorpresa de muchos conductores que no podían creer que les hubieran visto desde el aire.

En Estambul se produjeron largas caravanas en las principales vías con destino a la metrópolis, lo que llevó a las autoridades a incrementar el número de ferries entre Yalova y Gebze, encargados de cruzar el Mar de Mármara hacia Estambul. El ministro de Transportes anunció que al igual que durante la operación salida, las principales autopistas así como los puentes que cruzan el Bósforo estarían libres de peaje entre el sábado por la tarde y la madrugada del lunes para facilitar la fluidez del tráfico durante la operación retorno.