Los bancos abrirán el lunes en Grecia

Pese a la reapertura anunciada de los bancos para el 20 de julio, el ‘’corralito’’ se mantendrá y los griegos sólo podrán sacar de sus cuentas bancarias 60 € diarios, o 120 € si lo hacen cada dos días.

Todos los bancos griegos volverán a abrir al público el próximo lunes, 20 de julio, justo tres semanas después de que Grecia pusiera en marcha su propio “corralito” ante la falta de liquidez de su sistema financiero y la perspectiva de una posible salida del euro.

Así lo afirmaron el jueves medios del país heleno citando fuentes bancarias y del ministerio de finanzas griego, poniendo así fin teóricamente a una medida que estaba en vigor desde el 29 de junio para evitar una retirada masiva de fondos de los bancos; no obstante, las mismas fuentes indicaron que el actual límite que reduce a 60 € diarios la cantidad de dinero que se puede retirar seguirá en vigor.

Pese a todo, podría haber una ligera mejora en las condiciones que tienen que afrontar los griegos; y es que las informaciones apuntan a que éstos dispondrán de al menos dos días para retirar esa cantidad, lo que significa que si una persona no saca de su cuenta bancaria un día esos 60 €, podrá retirar al día siguiente 120 €: una medida que puede que contribuya también a reducir las largas colas que se forman cada día ante los cajeros automáticos del país.

El anuncio se produce apenas 24 horas después de que el parlamento griego aprobara nuevas medidas de austeridad a instancias del primer ministro Alexis Tsipras, para satisfacer las exigencias de los acreedores europeos y garantizar un préstamo a tres años por valor de 85.000 millones de euros vitales para garantizar la supervivencia de la economía griega. La medida sin embargo fue respondida con fuertes críticas tanto entre los diputados de la formación izquierdista gobernante Syriza -lidera por el propio Tsipras- como en las calles de Atenas, que fueron escenario el miércoles de las peores protestas de los dos últimos años.

Mientras el presidente del BCE, Mario Draghi, anunció el jueves que la entidad que preside había aumentado hasta los 900 millones de euros los fondos de emergencia disponibles para los bancos griegos; al mismo tiempo, el Eurogrupo autorizaba el mismo día un crédito puente de 7.000 millones de euros a Grecia: un dinero que permitirá al gobierno del país cubrir los pagos que adeuda más urgentes, incluyendo el que debe hacer el lunes al propio BCE para evitar un “Grexit”.