Las muertes de repartidores en moto se multiplicaron por 10 en la pandemia

190 repartidores en moto murieron en 2020 durante la pandemia. Las asociaciones del sector demandan más formación, mejora de las condiciones laborales, y bajadas de impuestos.

El número de repartidores en moto muertos en accidentes de tráfico durante la pandemia de multiplicó por 10, según datos presentados hace unos días por la Federación de Repartidores de Motocicleta de Anatolia (TAMKF), que muestran la realidad de un sector que ha visto incrementada su demanda pero también el número de incidentes, incluyendo atracos y agresiones de clientes.

Los datos muestran que desde marzo de 2020 -cuando apareció el primer caso de coronavirus en Turquía– un total de 190 repartidores murieron en accidentes durante su trabajo, mientras que sólo 19 fallecieron durante todo el año 2019. Según TAMKF, desde el inicio de la pandemia los repartidores en motocicleta han estado implicados en cerca de 63.000 accidentes de tráfico.

Gran parte de estos datos se explican porque debido a los toques de queda y las restricciones por el virus, la demanda de repartidores para entregas a domicilio de compras online se ha disparado; esto, según TAMKF, ha hecho que mucha gente sin experiencia en el uso de una moto comenzara a hacer repartos. Sin embargo, la asociación señala también a la presión para hacer una entrega rápida como otro de los factores que contribuye a los siniestros.

Según explicó Çağdaş Yavuz, presidente de TAMKF, el número de accidentes podría reducirse dando más formación a los conductores de moto, pero también mejorando sus condiciones laborales. “Cualquier repartidor de moto puede obtener un certificado de cumplimiento de la Agencia de Cualificación Profesional de Turquía. Pero no debería ser opcional: debe ser obligatorio por ley que los repartidores no puedan conducir sin estos certificados”, dijo.

Yavuz también pide que los impuestos sobre equipo de protección personal, como cascos, se reduzca para que todos los repartidores en moto puedan permitirse comprar uno de calidad. Sin embargo y a pesar de los accidentes, los empresarios del sector afirman que durante la pandemia las horas de trabajo de los repartidores han descendido al haber más personal disponible, pasando de entregar 60-70 pedidos al día a menos de 25 durante cada turno.