La UE da luz verde a la reanudación de las negociaciones con Turquía

El 5 de noviembre tendrá lugar la conferencia de adhesión en el que está previsto abrir el Capítulo 22 de las negociaciones, después de que Alemania haya retirado su veto al proceso.

Los estados miembros de la Unión Europea acordaron el martes abrir una nueva ronda de negociaciones para la adhesión de Turquía el próximo 5 de noviembre después de que el gobierno de la canciller Alemana Angela Merkel, tras las elecciones generales celebradas en septiembre, haya retirado su veto al proceso en protesta por la respuesta de Ankara a las protestas del Gezi Park y por temor a que perjudicara su imagen entre sus votantes contrarios a la entrada de Turquía en la UE.

La noticia fue confirmada por el Consejo de Asuntos Generales de la UE, que fijó para el 5 de noviembre la fecha de la próxima conferencia de adhesión en la que se abrirá un nuevo capítulo -el nº 22, centrado en política regional-, en lo que supone un hito tras tres años en los que no se ha vuelto a abrir ningún capítulo de los 35 que componen las negociaciones para la adhesión de Turquía al eurobloque.

El anuncio fue bien recibido por el comisario europeo para la ampliación, Stefan Füle, quien la calificó como «un paso importante» y subrayó la importancia que los últimos acontecimientos en Turquía conceden al proceso de integración turca en Europa.

«Los recientes acontecimientos en Turquía subrayan la importancia del compromiso con la UE y de que la UE continúe siendo la referencia para las reformas en Turquía. Para este fin, las negociaciones de adhesión necesitan un nuevo impulso, respetando los compromisos de la UE y los requisitos establecidos (para la entrada de Turquía)», declaró Füle.

La decisión de abrir el Capítulo 22 de las negociaciones entre Bruselas y Ankara había sido anunciada en junio, pero fue pospuesta finalmente por las presiones de países como Alemania a raíz de la dura respuesta del gobierno turco a las protestas en su contra durante el verano, desatadas por las obras de demolición del Gezi Park de la Plaza Taksim, en Estambul.

Finalmente una solución de compromiso entre los 28 estados miembros pospuso la decisión hasta la publicación del informe de progresos de la Comisión Europea, hecho público la semana pasada y en el que se alaban las reformas, pero que incluye también fuertes críticas a la respuesta del ejecutivo de Erdoğan contra los manifestantes y las presiones contra los medios de comunicación.