La TCG Gediz culmina su misión en Somalia

Los 266 tripulantes de la fragata turca TCG Gediz regresaron a casa ayer jueves tras concluir una misión de cinco meses contra la piratería en las costas de Somalia bajo el mando de la OTAN.

Los 266 tripulantes de la fragata turca TCG Gediz regresaron a casa ayer jueves tras concluir una misión de cinco meses contra la piratería en las costas de Somalia bajo el mando de la OTAN.
 
A su llegada a una base naval de la marina turca en Gölcük, en el Mar de Mármara, se celebró una ceremonia para recibir con todos los honores a los marineros, a la que acudieron sus familias y varios oficiales. La fragata, de 138 metros de eslora y equipada con dos helicópteros, ponía así punto final a una misión internacional de cinco meses en aguas internacionales del Golfo de Adén bajo el Grupo Marítimo 2 de la OTAN. Otra fragata turca, la TCG Giresun, continúa ahora con su labor en la zona.
Según declaraciones hechas a la prensa tras la ceremonia por el Almirante Mücahit Şişlioğlu, durante su misión en aguas somalíes la TCG Gediz llevó a cabo cinco operaciones directas contra piratas somalíes y escoltó decenas de buques de muy diversas nacionalidades que navegaban por la zona, incluyendo un total de 122 cargueros turcos.