La ONU advierte a Chipre: »El tiempo para un acuerdo se agota»

El recién elegido presidente turcochipriota Derviş Eroğlu se reunió el miércoles por primera vez con su homólogo grecochipriota Dimitris Christofias para reanudar las conversaciones de paz sobre Chipre.

El recién elegido presidente turcochipriota Derviş Eroğlu se reunió el miércoles por primera vez con su homólogo grecochipriota Dimitris Christofias para reanudar las conversaciones de paz sobre Chipre, pero el secretario general de la ONU Ban Ki-moon advirtió a ambos líderes que el tiempo para lograr un acuerdo en la isla mediterránea se está agotando.
 
Ban Ki-moon advirtió ayer a los líderes de las dos comunidades que integran la isla que el tiempo para alcanzar un acuerdo en la isla se acababa, coincidiendo con el primer encuentro que ambos mantuvieron tras las elecciones presidenciales en la República Turca del Norte de Chipre (KKTC, en turco).
 
«El proceso de paz se encuentra en un punto importante. La posibilidad de un acuerdo está a su alcance, y esta oportunidad debe aprovecharse ya que el tiempo no está de su parte», dijo Ki-moon en un comunicado. «Alcanzar un acuerdo requerirá visión, gobierno y coraje. Sus comunidades quieren y esperan un acuerdo… Realmente creo que pueden alcanzar un acuerdo en los próximos meses», agregó el secretario general de Naciones Unidas.
 
Como iniciativa para romper el hielo en el primer encuentro entre los dos líderes -después de que el anterior presidente turcochipriota, Mehtmet Ali Talat, perdiera su puesto en las elecciones que se celebraron a mediados de abril-, Naciones Unidas organizó una cena para los dos presidentes y sus respectivas esposas el martes por la noche en un restaurante situado en la zona neutral controlada por la ONU que divide las dos partes de la capital chipriota, Nicosia (Lefkosa, en turco).
 
En declaraciones a la prensa tras mantener su primera reunión el miércoles con Christofias, el presidente turcochipriota Derviş Eroğlu dijo que ambas partes mantenían sus buenas intenciones sobre la mesa de negociaciones, a pesar de la dificultad del proceso.
 
«Deseo que las conversaciones, que han empezado con buenas intenciones, continúen para alcanzar un acuerdo que pueda ser aceptado por las dos partes», declaró Eroğlu, que señaló que la primera reunión entre los dos líderes había versado sobre la cuestión de la propiedad, una de los principales escollos en el proceso. «La propiedad es uno de los asuntos más difíciles, deberíamos concentrarnos en este punto y concluírlo», dijo Eroğlu, al tiempo que indicó que volvería a reunirse con Christofias el próximo jueves 3 de junio.