LA NUEVA REFORMA TRIBUTARIA TRAERÁ EXENCIONES DE IMPUESTOS PARA LAS PYMES

PRETENDE ADEMÁS INTRODUCIR MECANISMOS DE CONTROL QUE AYUDEN A LUCHAR CONTRA LA ECONOMÍA SUMERGIDA

Unas 800.000 pequeñas y medianas empresas (PYMEs) turcas se beneficiarán de la exención de pagar impuestos según el borrador de la nueva reforma tributaria. Casi un millón de pequeñas tiendas y comercios en toda Turquía serán clasificados según la cantidad de población en la ciudad donde residen y recibirán la exención de pagar impuestos bajo las actuales regulaciones impositivas. La reforma proporciona además a las pequeñas tiendas y negocios la posibilidad de pagar cuotas fijas, en lugar de ser asignadas a una categoría.

Con la nueva estructura de cuotas basada en el tamaño de la población de la ciudad donde funciona el negocio, el gobierno espera reducir la disparidad económica que existe entre las grandes ciudades de Turquía y las pequeñas poblaciones rurales. El índice básico para la estructura de las cuotas será determinado según el salario mínimo. Además, bajo la nueva regulación los pequeños negocios y comercios minoristas recibirán incentivos adicionales de reducción de impuestos del 2-3% por declarar y registrar todas las transaciones que hagan, y por proporcionar documentación y recibos de sus proveedores. Con esta última medida se quiere introducir también un mecanismo de control para la recaudación de impuestos.

De esta forma el gobierno turco pretende luchar contra la economía sumergida, uno de los principales problemas de la economía turca según un reciente estudio del Instituto de Estadísticas Turco (TürkStat), que aseguró que esta lacra -la mitad del empleo en Turquía no está declarado- supone un importante freno a las inversiones extranjeras y al despegue de la economía turca.

No obstante, se espera que el borrador de la nueva reforma tributaria -que lleva ya dos años de preparación- no se convierta en ley hasta el próximo año.