La liga griega de fútbol se jugará a puerta cerrada