La economía turca creció un 5,5% en el tercer trimestre

La economía turca creció un 5,5% durante el tercer trimestre de este año en comparación con el mismo período del año anterior, según los últimos datos oficiales publicados.

La economía turca creció un 5´5% durante el tercer trimestre de este año en comparación con el mismo período del año anterior, según los últimos datos publicados por la oficina de estadísticas de Turquía; sin embargo, algunos expertos alertan sobre los posibles riesgos para el crecimiento económico de la nación euroasiática.

La cifra del 5´5% muestra una vez más que la economía turca ha superado la recesión global y continúa creciendo a buen ritmo; no obstante, se sitúa por debajo del 6´6% de media que habían pronosticado los mercados para el período comprendido entre julio y septiembre de 2010. En el segundo trimestre del año el crecimiento alcanzó un 10´2%, y algunos economistas apuntan ahora a los posibles riesgos que puede afrontar la economía del país. Uno de esos riesgos podría ser, en opinión de algunos empresarios, una «libra sobreevaluada» que estaría frenando las exportaciones. Otras preocupaciones se centran en el déficit público, que en 2009 alcanzó el 45´5% del PIB nacional, en parte debido a la debilidad de la demanda en la Unión Europea, que a pesar de los esfuerzos de Ankara por diversificar sus mercados a raíz de la crisis global sigue constituyendo por ahora su principal mercado de exportación.

Aun así los datos publicados por el Instituto de Estadísticas Turco (TurkStat) revelan que la economía de Turquía sigue creciendo por sexto trimestre consecutivo, y que ha alcanzado un crecimiento medio durante los tres primeros trimestres de 2010 del 8´9%, a la espera de los datos finales del último trimestre del año. La demanda doméstica creció en el tercer trimestre de este año un 7´6%, y el gasto en inversiones un 31%. El gobierno turco mantiene una previsión oficial de crecimiento para el conjunto de 2010 del 6´8% del PIB de Turquía, si bien su ministro de Economía Ali Babacan apuntaba recientemente que esas previsiones podrían ser «demasiado bajas».

Recientemente Rusia hacía público también sus datos de crecimiento en el tercer trimestre de 2010, ofreciendo una modesta cifra del 2´7% de su PIB en comparación con el año anterior, en parte debido a la fuerte sequía que ha asolado el país y que ha afectado tanto a la producción como a la demanda interna.