Irán descarta operaciones conjuntas con Turquía contra el PKK en Irak

Teherán, que ha estado llevando a cabo una ofensiva contra la guerrilla kurda del PJAK, descarta así una acción militar conjunta con Ankara en suelo iraquí.

El embajador iraní en Ankara, Bahman Hosseinpour, ha descartado las informaciones aparecidas en prensa de que Turquía e Irán puedan llevar a cabo algún tipo de ofensiva conjunta contra el PKK y el PJAK, los dos grupos armados kurdos que operan en la frontera de ambos países desde las montañas del norte de Irak.

En declaraciones hechas el viernes, Hosseinpour informó de las operaciones que la Guardia Revolucionaria Iraní está llevando a cabo contra la guerrilla del PJAK -considerada como la ramificación iraní del PKK-, autora en los últimos meses ataques contra las fuerzas iraníes así como actos de sabotaje contra varios oleoductos en la frontera. Pero el embajador iraní en Turquía negó que Ankara y Teherán estén planeando una ofensiva conjunta contra las bases del PKK y el PJAK en las montañas Kandil del norte de Irak.

«El PKK y el PJAK, que están vinculados entre sí, están perjudicando tanto a Turquía como a Irán. Las dos naciones hermanadas pueden llevar a cabo acciones organizadas contra ellos… Pero acciones organizadas no significa que vayamos a llevar a cabo una operación (militar) conjunta en el norte de Irak», declaró Hosseinpour a los periodistas desde Ankara.

Las declaraciones del enviado iraní se producen después de que el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan insinuara el jueves durante su estancia en Túnez que Turquía podría llevar a cabo una operación conjunta con Irán contra los campamentos que el PKK posee en las regiones montañosas del norte de Irak, desde las que el grupo armado kurdo realiza incursiones en territorio turco e iraní.

Por otro lado, un portavoz de la administración autónoma kurda del norte de Irak declaró a la prensa que el gobierno kurdo iraquí no había dado ninguna autorización a Turquía ni a ningún otro país para que llevase a cabo una incursión militar en su territorio contra el PKK. Dichas declaraciones se referían a la visita que enviados turcos han hecho durante la última semana a Irak para presionar al gobierno de Bagdad y a la administración autónoma kurda iraquí de que incrementen sus esfuerzos para combatir la presencia del PKK en su territorio.

Mientras tanto dos miembros de las fuerzas de seguridad turcas caían abatidos en sendos ataques del PKK en las provincias de Bingöl y Van, al sureste y este del país respectivamente. En los últimos meses el grupo terrorista kurdo ha matado a más de medio centenar de personas en Turquía.