Increíble pero cierto: denuncian el robo de un puente en Turquía

Los habitantes del pueblo aseguran que cazatesoros o traficantes de objetos históricos podrían estar detrás del robo de un puente de piedra de 300 años, que ha desaparecido en 4 días.

Los habitantes de un pueblo de la provincia turca de Gümüşhane, en la región del Mar Negro, han denunciado algo que podría parecer increíble pero que es cierto: alguien ha robado un puente de piedra de 300 años, que ha desaparecido en cuestión de días de su lugar.

En Arslanca, un pueblo de una veintena de casas, se han quedado “de piedra” al ver que el puente de piedra –valga la redundancia- de 5 metros de largo y 300 años de antigüedad, y que conectaba el pueblo con varios montes de los alrededores atravesando el río Balahor, se ha esfumado.

Fue el viernes cuando advirtieron la desaparición del histórico puente, que usaban habitualmente para trasladar a sus rebaños de una zona a otra, y aunque durante los dos días anteriores hubo lluvias en la región, no se produjeron inundaciones que pudiesen haberse llevado el puente y explicado su desaparición, por lo que creen que alguien se lo ha llevado piedra a piedra.

Así se lo contaron a Coşkun Doğan, el jefe de aldea local, indicándole además que el puente fue visto por última vez intacto el pasado 1 de octubre. Acompañado por varios habitantes del pueblo, Doğan visitó el lugar y comprobó in situ que donde antaño se erigía el puente sólo quedaba parte de contrafuerte en uno de los extremos.

Sin embargo no encontraron ni piedras ni otros restos de la estructura a lo largo del cauce del río, que además no tiene fuerza suficiente para arrastrar una construcción de piedra como esa incluso aunque el puente se hubiese derrumbado por otros motivos.

Ante tales evidencias, los habitantes decidieron informar del suceso al cuartel más próximo de la gendarmería, que puso en marcha una investigación sobre lo ocurrido. Se trata de un puente histórico de gran valor como muchos otros que pueblan la región del Mar Negro, construidos por los bizantinos, los selyúcidas o los otomanos.

Yılmaz Akyıldız, uno de los habitantes del pueblo, se mostró apesadumbrado por la desaparición del puente, asegurando que con él se fueron muchos de sus recuerdos de infancia. “La gente se llevó el puente por dinero”, aseguró otro vecino, quien cree que detrás de la extraña desaparición hay cazatesoros o traficantes de objetos históricos.