Fallece la turista rusa hospitalizada por intoxicación de alcohol en Turquía

Una de las turistas rusas que resultó intoxicada a principios de mayo tras ingerir alcohol adulterado durante un tour turístico por el Mar Egeo se encuentra en estado de muerte cerebral.

Una de las turistas rusas que resultó intoxicada a principios de mayo tras ingerir alcohol adulterado durante un tour turístico por el Mar Egeo se encuentra en estado de muerte cerebral, según las últimas noticias aparecidas en la prensa turca.

De acuerdo a la información publicada por algunos diarios de Turuqía, Viktoria Nikolaeva, de 22 años de edad y que formaba parte del grupo de 14 turistas que resultaron intoxicadas tras ingerir alcohol ilegal, perdió el lunes todas sus principales funciones cerebrales. Los médicos de la unidad de cuidados intensivos del hospital turco donde se encontraba ingresada confirmaron que su estado era de «muerte cerebral» y que poco podía hacerse ya por su vida.

De confirmarse la muerte de Viktoria serían ya cinco los turistas rusos fallecidos durante el pasado mes de mayo tras ingerir alcohol de contrabando. Las autoridades turcas han determinado por ahora que unas 12.000 botellas de alcohol adulterado fueron importadas desde el norte de Chipre y distribuídas bajo la marca «Birlik» en las provincias de Ankara, Antalya, Mersin y Mugla.

Las botellas, que están siendo confiscadas por todo el país tras haber provocado varias muertes, contenían una bebida fabricada no con el habitual alcohol etílico (etanol) sino con alcohol metílico (metanol), un compuesto que resulta altamente tóxico y puede causar desde daños al hígado y ceguera hasta la muerte.

Los turistas rusos fallecidos habrían ingerido la bebida durante una fiesta privada organizada a bordo de un yate que hacía un recorrido turístico por el Mar Egeo, frente a las costas de Bodrum.