Estambul: Las aguas del Bósforo se vuelven de color turquesa

Las aguas del Estrecho del Bósforo, que divide en dos Estambul separando Europa de Asia, se han teñido de color turquesa desde el fin de semana coincidiendo con el final del Ramadán. Los expertos atribuyen este cambio de color a un fenómeno medioambiental, causado por una combinación de factores meteorológicos y marinos y por la proliferación de un tipo de fitoplancton (organismos unicelulares que realizan la fotosíntesis) procedente del Mar Negro.