Erdoğan se reúne con el jefe del ejército tras las detenciones en la cúpula militar

El Jefe del Estado Mayor Turco, el general İlker Başbuğ, se reunirá este jueves con el primer ministro Recep Tayyip Erdoğan en un intento por calmar las tensiones surgidas entre gobierno y ejército.

El Jefe del Estado Mayor Turco, el general İlker Başbuğ, se reunirá este jueves con el primer ministro Recep Tayyip Erdoğan en un intento por calmar las tensiones surgidas entre gobierno y ejército tras las detenciones llevadas a cabo el lunes contra varios ex altos mandos castrenses, acusados de conspirar en 2003 para instigar un golpe de estado contra el gobierno.
 
La reunión, a la que también asistirá el presidente turco Abdullah Gül, se producirá este jueves a las 11:00 de la mañana en Ankara, según informó el canal de noticias turco NTV. El encuentro se produce un día después de que un tribunal de Estambul acusase formalmente a siete de los detenidos de participar en el intento de golpe de estado que planeaba derrocar al gobierno del AKP en 2003. El tribunal ordenó el miércoles el encarcelamiento de cuatro almirantes, un general y dos coroneles, y puso en libertad a otros seis oficiales aunque no quedó claro si estos quedaban libres o pendientes de ser juzgados.
 
En medio de la tensión surgida el lunes a raíz de la detención de medio centenar de oficiales y ex altos mandos de las Fuerzas Armadas Turcas, la cúpula mayor del ejército se reunió el martes en secreto y con carácter de urgencia para debatir lo que calificó como «una situación muy seria». Del encuentro -al que asistieron 15 generales en activo- no ha trascendido casi nada, pero algunos periódicos turcos apuntaban este miércoles a rumores de que los principales altos mandos del ejército estén planteándose dimitir de sus cargos en protesta por las detenciones.
 
Mientras, el gobierno mantiene desde el lunes prácticamente un silencio absoluto sobre la cuestión en un esfuerzo por reducir las tensiones con la cúpula militar, limitándose a decir que el proceso sigue abierto y que no desea interferir en el proceso judicial. No obstante algunos medios turcos señalan que el mismo lunes ya tuvo lugar una reunión «secreta» entre el vice primer ministro Cemil Çiçek y el general Başbuğ.
 
Fue el diario estambulita Taraf quien sacó a la luz una serie de documentos y grabaciones en las que se apuntaba a un plan elaborado en 2003 -un año después de la primera victoria electoral del AKP- por parte de varios comandantes del ejército.
 
El plan, llamado «Balyoz», pretendía sembrar el caos y la confusión mediante una serie de atentados selectivos que incluían provocar un conflicto armado con Grecia; todo ello con el objetivo de instigar una intervención militar que apartase del gobierno al partido AKP del primer ministro Erdoğan, a quien los sectores laicos más intransigentes -entre los que se encuentran muchos miembros de la cúpula militar- siguen considerando como un partido islamista que pretende destruir el carácter laico de la República turca.