Encuentran a salvo tras cinco días a tres turistas extraviados en Turquía

Los tres estudiantes, un británico y dos holandeses, habían sido dados por desaparecidos el pasado miércoles en la conocida como “Ruta Licia”, en la costa sur de Turquía.

Tres estudiantes extranjeros que permanecían desaparecidos desde el miércoles de la semana pasada en la provincia mediterránea de Antalya, al sur de Turquía, fueron finalmente localizados y rescatados el lunes por un helicóptero tras varios días de incansable búsqueda por parte de los equipos de rescate.

David Mackie, de nacionalidad británica, y Frisko De Vries y Merije De Groot, ambos de nacionalidad holandesa, habían sido vistos por última vez el 14 de enero en el distrito de Kemer en la conocida como “Ruta Licia”, una ruta de senderismo que recorre a lo largo de 540 kilómetros la costa turca desde el Mar Egeo hasta el Mediterráneo.

Los tres estudiantes, todos de 21 años de edad, fueron localizados el lunes alrededor de las 9:50 de la mañana desde el aire cuando un helicóptero los divisó agitando una camiseta roja para ser vistos. Los jóvenes habían viajado el pasado miércoles hasta Antalya desde Estambul, donde cursan clases en la Universidad del Bósforo como parte de un programa de intercambio.

El viernes 16 pudieron efectuar una llamada a los servicios de emergencia alrededor de las 3:30 de la madrugada, lo que desató un intenso operativo de búsqueda y rescate que movilizó a cerca de un centenar de personas en un área de decenas de kilómetros cuadrados, incluyendo miembros de la gendarmería, de la Agencia de Gestión de Desastres y Emergencias (AFAD), equipos médicos y montañeros voluntarios, apoyados por un helicóptero y ocho perros rastreadores.

En otra llamada telefónica posterior, los estudiantes informaron a las autoridades que uno de ellos había resultado herido en un pie y que se habían quedado sin comida, en el que fue el último contacto telefónico dado que su móvil se quedó posteriormente sin batería. Fue precisamente la señal del teléfono empleado en esa llamada la que permitió a los equipos de rescate situar con más precisión la ubicación de los desaparecidos, según indicaron el lunes fuentes de la AFAD.

Tras ser rescatados finalmente el lunes por la mañana, los tres jóvenes fueron trasladados hasta un lugar donde les esperaban sus familias emocionadas, que los recibieron en medio de una gran alegría antes de ser transferidos a un hospital de Antalya para un reconocimiento médico, si bien el vice gobernador de la provincia, Serdar Cevheroğlu, indicó a la prensa que los estudiantes se encuentran en buen estado de salud pese a estar algo debilitados.

Queremos dar las gracias al pueblo turco por todos estos esfuerzos. Todo el mundo en esta búsqueda ha sido realmente increíble, nunca se rindieron”, comentó emocionada la madre de uno de ellos. Por su parte David Mackie, uno de los desaparecidos, confesó que habían tenido que recurrir a todo tipo de técnicas de supervivencia para sobrevivir en la montaña.

“Estoy realmente hambriento. Quiero comer pizza, hamburguesa y kebap”, dijo Mackie en declaraciones a la agencia Anatolia. “Durante varios días he estado hambriento. Comimos insectos y bebimos agua de manantiales para sobrevivir. Me siento muy feliz y doy las gracias a todo el equipo (de rescate), no esperábamos que toda esta gente se preocupase por nosotros”, añadió el joven.