El PKK niega estar detrás del atentado en Taksim

El grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) negó el lunes cualquier responsabilidad en el atentado suicida con bomba que tuvo lugar en Estambul.

El grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) negó el lunes cualquier responsabilidad en el atentado suicida con bomba que tuvo lugar en la mañana del domingo en la concurrida Plaza Taksim de Estambul, según un comunicado difundido por la agencia pro-kurda Firat.

Algunos medios habían apuntado al PKK como posible autor del atentado en Taksim, que causó heridas a 32 personas, incluídos 12 agentes de policía, dos de ellos graves. Sin embargo el PKK afirmó en su comunicado que no estaba relacionado con el ataque, al parecer perpetrado por un hombre cargado de explosivos que se inmoló en la detonación.

«No hay forma de que estuviéramos implicados en este tipo de ataque en un día en que nuestra organización estaba lista para dar un paso hacia la paz y una solución democrática», decía el comunicado, remitido por correo electrónico, en el que el grupo armado kurdo aprovechaba además para anunciar que ampliaba el alto al fuego que expiraba en los próximos días hasta las próximas elecciones generales, previtas para junio de 2011.

«Ni nosotros ni ninguna organización vinculada con nosotros ha llevado a cabo o planeado este ataque… No tenemos conexión con el ataque de ninguna manera», decía el comunicado. Sin embargo, células rebeldes dentro del PKK han llevado a cabo ataques por su cuenta en el pasado. Los autodenominados «Halcones de la Libertad del Kurdistán», un grupo vinculado al PKK, se han atribuido la responsabilidad de varios atentados urbanos en los últimos años. Estambul, la mayor ciudad de Turquía y su capital financiera, ha sido en el pasado objetivo de atentados separatistas, de Al Qaeda, y de militantes de la extrema izquierda.

El ministro del Interior de Turquía, Beşir Atalay, que regresó urgentemente el lunes desde Estambul para dirigir en persona la investigación, dijo a la prensa que por ahora no había ningún detenido por el atentado del domingo, aunque se tenía cierta información que por ahora no sería revelada. La policía de Estambul dió a conocer una fotografía del individuo que se inmoló con la explosión, al parecer un hombre bien afeitado, de cejas pobladas y entre 25 y 30 años.

El primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan volvió a acusar a sus vecinos europeos de no apoyar lo suficiente a Turquía en su lucha contra el terrorismo. En concreto el gobierno turco lleva tiempo denunciando que pese a que el PKK está incluído dentro de la lista de organizaciones terroristas internacionales por la UE, sus militantes circulan libremente por suelo europeo y sus simpatizantes y organizaciones afines operan sin problema en territorio de la Unión Europea, haciendo propaganda de las actividades del PKK y obteniendo fondos, incluso en ocasiones subvenciones públicas.

«En algunos países europeos, incluso hoy día, hay grupos conocidos y de los que se ha demostrado que tienen vínculos con la organización terrorista (PKK) que actúan libremente bajo la máscara de asociaciones, fundaciones, o medios de comunicación», declaró Erdoğan.