fábrica, empleo

El paro en Turquía creció hasta el 10,7%

El número de personas desempleadas en Turquía se incrementó en 354.000 en julio coincidiendo con el impacto en la economía del intento de golpe de Estado, hasta alcanzar un total de 3,32 millones.

La tasa de desempleo en Turquía se incrementó un 0,9% en relación al año anterior hasta alcanzar al 10,7% de la población activa, según datos oficiales publicados el lunes por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK) referidos al mes de julio, coincidiendo con las repercusiones en la economía turca del fallido golpe de Estado en el país y la posterior purga de miembros de la secta de Gülen infiltrados en la administración pública.

De acuerdo al informe dado a conocer el lunes por TÜİK, el número de personas sin empleo en el país euroasiático creció en 354.000 personas en julio en relación al mismo mes del año anterior, hasta alcanzar un total de 3,324 millones.

El desempleo no agrícola creció en ese mismo período en un 1% hasta situarse en el 13%. En cuanto al desempleo juvenil, referido al rango de edad de entre 15 y 24 años, creció en el último año un 1,5% hasta situarse en el 19,8%.

Según los datos oficiales, el número registrado de personas empleadas en julio en Turquía era de 27,636 millones, con un incremento respecto al mismo mes de 2015 de 294.000 personas; la tasa de empleo se situó así en el séptimo mes de 2016 en el 47%, con un descenso de 0,2 puntos porcentuales. Al mismo tiempo el empleo agrícola se redujo en el período de estudio en 291.000 personas, mientras que el empleo no agrícola se incrementó en 586.000.

En cuanto a la distribución del empleo por sectores, un 52,9% de las personas que trabajaban en julio en Turquía lo hacían en el sector servicios, con un incremento del 1,8% respecto al mismo mes del año anterior; le siguió la agricultura con un 20,7% con una reducción del 1,3%, la industria con un 19% (con disminución del 0,5%), y la construcción con un 7,4%, sin registrar variación en relación a los datos de 2015.

La fuerza laboral del país -que incluye tanto a las personas desempleadas que están buscando trabajo como a las personas empleadas- se incrementó durante el período de estudio en 650.000 personas hasta alcanzar los 30,961 millones, mientras que la tasa de participación en la fuerza laboral se incrementó en 0,3 puntos hasta alcanzar el 52,7%, siendo del 72,8% en el caso de los hombres mientras que entre las mujeres se incrementó un 0,6% con respecto a 2015, hasta situarse en el 33%.

Por otro lado el porcentaje de personas trabajando en la economía sumergida –en trabajos sin registrar y sin seguridad social- se redujo en julio en 0,7 puntos porcentuales con respecto al mismo mes del año pasado, hasta alcanzar el 34,3% del total.