El fiscal pedirá 600 años de prisión para un profesor acusado de abusos sexuales

La acusación buscará la pena máxima en el juicio contra un profesor de 54 años acusado de abusar de decenas de sus alumnos, a los que ofrecía clases particulares en una fundación vinculada al gobierno.

Un fiscal del Estado en Turquía ha solicitado hasta 600 años de prisión en el juicio contra un profesor sospechoso de haber cometido reiterados abusos sexuales contra decenas de estudiantes en la provincia de Karaman, al sur del país.

El pliego de acusaciones contra el acusado incluye los cargos de “abusos sexuales contra un menor”, “privación de la libertad”, “daños deliberados” e “incitación a menores a leer y ver publicaciones obscenas”, según explicó en una conferencia de prensa el presidente de la asociación de abogados de Karaman, Oktay Yılmaz.

Yılmaz señaló que los miembros de su asociación están siguiendo muy de cerca el proceso abierto tras destaparse el escándalo de pedofilia, en el que hay al menos 45 menores implicados y para el que han ofrecido gratuitamente sus servicios a las familias de las víctimas. Yılmaz aseguró que los abogados de la defensa pedirán al tribunal la pena máxima.

El principal acusado, de 54 años de edad e identificado únicamente  por las siglas M.B., ofrecía clases privadas a estudiantes y fue arrestado el pasado 4 de marzo tras varias denuncias de que cometía abusos contra los niños varones que acudían a sus cursos. El caso despertó una especial polémica por ocurrir en unos apartamentos propiedad de la Fundación Ensar, una institución con fines educativos vinculada estrechamente al gobierno del partido AKP, al que muchos de sus detractores acusaron de tratar de encubrir el escándalo.

Está previsto que el juicio, que se celebrará a puerta cerrada para proteger la privacidad de las víctimas, se inicie el próximo 20 de abril. Durante la investigación previa llevada a cabo por la fiscalía encargada del caso, los menores relataron los abusos cometidos acompañados por un psicólogo, y su testimonio fue grabado en video para ser presentado como prueba en el juicio.