incidentes durante el partido Trabzonspor-Fenerbahçe

El Fenerbahçe anuncia que estudia retirarse de la liga turca

El Fenerbahçe estudia seriamente retirarse de la liga turca tras los graves incidentes ocurridos el domingo en Trabzon, donde seguidores radicales del equipo local invadieron el terreno de juego y agredieron a varios jugadores tras un partido lleno de incidentes y lanzamiento de objetos al campo. “Descenderemos a una liga inferior, si es necesario”, aseguró el presidente del club, Ali Koç, durante una conferencia de prensa ofrecida anoche.

“Preferimos morir una vez en lugar de morir cada día. Si hace falta, jugaremos (en segunda división) durante un año y subiremos de categoría… Esto no es un chantaje ni una amenaza”, aseguró Koç, que anunció que el Fenerbahçe celebrará una asamblea general extraordinaria el próximo 2 de abril: una asamblea en la que se abordarán las acciones a llevar a cabo tras los incidentes en el partido entre el Fenerbahçe y el Trabzonspor, “incluyendo la retirada de nuestro equipo de fútbol de la Superliga”, según confirmó un comunicado emitido por el club estambulita.

“Estamos atravesando una época crucial en la historia del Club Deportivo Fenerbahçe. Pido a los socios que acudan a la asamblea extraordinaria y apoyen al club, y que decidamos juntos qué hacer. Hagamos lo que sea necesario. Esto no puede continuar”, añadió Koç en su comparecencia ante los medios, a los que anunció que ha presentado su dimisión como presidente de la asociación de clubes profesionales de fútbol de la Süper Lig.

“¿Qué hubiese pasado si tan solo uno de los jugadores hubiese sido linchado?”, se preguntó el presidente del Fenerbahçe, calificando de “inaceptable” el trato hacia el club. “Cuando surge la violencia en el campo de fútbol siempre decimos ‘que esta sea la última vez’, pero nunca lo será. Nos estamos convirtiendo en un país que normaliza la violencia”, lamentó Koç, quien también se hizo eco de las críticas contra el árbitro del entrenador del equipo, İsmail Kartal, por no suspender el partido a tiempo. “Si Halil Umut Meler continuase con un partido como ese (en Europa), la UEFA le retiraría la licencia. Y si el árbitro tenía dudas, la TFF debería haber dicho que ese partido no podía continuar”, insistió.