El Daesh planeaba un gran ataque al estilo de París durante el derbi en Estambul

Fuentes de la inteligencia turca han confirmado que la decisión de suspender el partido del domingo se produjo a raíz de conocerse que el Daesh planeaba un gran atentado mientras los espectadores abandonaban el estadio.

El aplazamiento del derbi intercontinental que Galatasaray y Fenerbahçe iban a disputar el domingo por la noche en el estadio Türk Telekom Arena de Estambul se debió a que el grupo terrorista Daesh planeaba llevar a cabo un gran atentado al estilo del cometido en París en noviembre del año pasado, según fuentes de la inteligencia turca citadas por la prensa local.

De acuerdo a informaciones publicadas por el diario turco Hürriyet, el autoproclamado Estado Islámico (Daesh, por su nombre en árabe) tenía planeado llevar a cabo un atentado al finalizar el partido entre ambos equipos, mientras los espectadores abandonaban el estadio. Fuentes de inteligencia señalan que en primer lugar los militantes del Daesh llevarían a cabo un atentado suicida en medio de la multitud, para posteriormente abrir fuego indiscriminadamente en medio del pánico.

Tras conocer las informaciones que apuntaban a un alto riesgo de un atentado, responsables del Ministerio del Interior de Turquía y de la Dirección General de Seguridad tomaron varias medidas; en un primer momento se ordenó prohibir la entrada al estadio de cualquier espectador y se ordenó que los dos equipos jugaran a puerta cerrada, pero finalmente se optó por suspender el partido, una decisión que fue anunciada aproximadamente una hora antes de su inicio previsto, citándose únicamente “razones de seguridad”.

Las mismas fuentes señalan que inicialmente el Daesh planeaba perpetrar varios ataques durante las celebraciones del Nevruz en Estambul, pero que optó por fijar su objetivo en el derbi después de que los eventos con motivo del Nevruz fueran cancelados el domingo en toda la ciudad y gran parte de Turquía, también por motivos de seguridad, a raíz de que un terrorista suicida se inmolase el sábado por la mañana en la Avenida İstiklal

El plan para perpetrar un gran atentado en el derbi entre Galatasaray y Fenerbahçe habría sido organizado por Yunus Durmaz, apodado el “Emir de Gaziantep” y conocido en la organización como “Ebu Ali”, quien también planeó el doble atentado suicida llevado a cabo el 10 de octubre del año pasado en Ankara, que dejó 103 víctimas en el peor ataque terrorista de la historia moderna de Turquía.

El domingo por la noche, el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan se había limitado a confirmar durante una conferencia televisada que la suspensión del derbi en Estambul se había debido a “informaciones serias de inteligencia” sobre un posible ataque. Erdoğan se reunió el lunes con los máximos responsables de ambos clubes.

Unidades de la lucha antiterrorista de la policía turca y de los servicios de inteligencia buscan actualmente también a tres presuntos terroristas del Daesh, que según recientes informaciones habrían entrado en Turquía con órdenes de cometer atentados en lugares concurridos del país, especialmente en Estambul.

El ataque que el Daesh planeaba llevar a cabo durante el partido del domingo tiene similitudes con la serie de ataques coordinados que el grupo terrorista llevó a cabo el pasado 13 de noviembre en París, cuando tres terroristas suicidas se inmolaron inicialmente cerca del Stade de France durante un partido amistoso entre Francia y Alemania; seguidos de una serie de tiroteos y ataques contra cafés, restaurantes y locales de música, en total los extremistas acabaron con la vida de 130 personas en la capital francesa, incluyendo 89 espectadores que asistían a un concierto en el Teatro Bataclan.