El Ali̇ Sami̇ Yen espera encendido al Atlético

El Atlético intentará este jueves pasar a octavos de final de la Europa League ante el Galatasaray, con un ambiente encendido en su contra en el estadio Ali Sami Yen.

El Atlético intentará este jueves pasar a octavos de final de la Europa League ante el Galatasaray, con un ambiente encendido en su contra en el estadio Ali Sami Yen, donde las 24.000 localidades ya están agotadas y las gradas estarán a reventar para recibir al Atlético.

En Turquía atribuyen el éxito de venta a tres factores: la ilusión surgida por los últimos resultados positivos del equipo, el ánimo de venganza por los ligeros incidentes entre las aficiones en la ida y, sobre todo, una imagen que ha sentado muy mal en Estambul: la de una pancarta en el Fondo Sur que decía «Turkey is not Europe» (Turquía no es Europa). Mañana, los ultras turcos responderán con otras cuya leyenda será «El Atlético no es el Real Madrid».

El Ali Sami Yen estará blindado por 3.000 policías. Pese a ser el despliegue habitual para este tipo de encuentros (derbis y choques europeos), las medidas son llamativas, ya que habrá un policía por cada ocho hinchas. Como contraste, en el partido de ida en el Calderón hubo 35.000 aficionados y solamente 700 policías (uno por cada 50) y la seguridad fue eficaz.