Comienza a fluir el crudo en el oleoducto entre el norte de Irak y Turquía

El ministro de energía turco Taner Yıldız anunció el jueves el inicio de las exportaciones, que deberán contar sin embargo con el visto bueno del gobierno central de Bagdad.

El ministro de energía turco Taner Yıldız anunció el jueves que el crudo procedente de los campos petrolíferos del norte de Irak había comenzado a fluir a través de un nuevo oleoducto hacia el centro de transportes marítimo de Ceyhan, en la costa mediterránea de Turquía.

Yıldız señaló no obstante que el crudo no sería exportado a los mercados internacionales sin el consentimiento de Bagdad para evitar las tensiones aún latentes entre el gobierno central iraquí y la administración autónoma kurda del norte de Irak (KRG, por sus siglas en inglés). Para tal fin, dijo Yıldız, podría alcanzarse un acuerdo este mismo mes que permitirá iniciar las exportaciones a finales de enero.

«El flujo de crudo desde el norte de Irak ha comenzado y está siendo almacenado en depósitos (en Turquía). Espero que el petróleo del norte de Irak sea exportado a los mercados internacionales tras lograr un pleno acuerdo (con Bagdad)», explicó el ministro durante una conferencia de prensa.

El año pasado Ankara firmó un acuerdo multimillonario con el gobierno kurdo con sede en Arbil, con quien mantiene crecientes lazos políticos y económicos, para exportar sus recursos de hidrocarburos a través de Turquía, despertando la indignación del ejecutivo central iraquí.

No obstante Yıldız visitó a principios de diciembre Bagdad, donde se reunió con el vice primer ministro iraquí de energía Hussain al-Shahristani, y éste le dejó claro que cualquier exportación de crudo desde el norte semi-autónomo de Irak debía contar con el visto bueno del gobierno central. Además de recelar de las exportaciones de la administración kurda, Irak teme que éstas rivalicen con su propio flujo de crudo desde los campos petrolíferos de Kirkuk.