ASCIENDEN A CUATRO LOS SOLDADOS MUERTOS POR ATAQUES DEL PKK

Tres soldados turcos murieron y otros dos resultaron heridos en Turquía al explosionar una mina en la provincia suroriental de Hakkari, fronteriza con el Kurdistán iraquí, según informó el martes el Estado Mayor turco a través de un comunicado.

La mina, que se cree fue instalada por el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), explosionó el lunes cuando los militares patrullaban una zona rural en esa provincia, cercana a la frontera con Irak e Irán. La fuente militar no precisó el estado de salud de los dos soldados heridos.

Varios medios turcos informaron también de que otros dos soldados turcos y un guardia rural fueron heridos el martes en la deflagración de otra mina en la provincia de Sirnak, cerca de Hakkari.

Otra explosión el lunes en un área montañosa cerca también de Hakkari causó la muerte de un soldado turco y otros dos heridos, con lo que el martes ascendían a cuatro el número de soldados turcos muertos por explosiones de minas terrestres.

En febrero, el Ejército turco desarrolló una incursión militar de ocho días contra las bases del PKK en Irak y, desde diciembre, bombardea periódicamente supuestas posiciones kurdas al otro lado de la frontera, siguiendo una autorización gubernamental para realizar operaciones transfronterizas durante un año. El PKK utiliza frecuentemente minas por control remoto para realizar ataques contra las fuerzas de seguridad turcas.