4 años de cárcel para los responsables de la muerte del niño refugiado Aylan Kurdi

La fiscalía pedía 35 años de cárcel para los responsables del naufragio, en el que también murieron la madre y el hermano de Aylan Kurdi, cuya imagen dio la vuelta al mundo y simbolizó el drama de los refugiados.

Dos ciudadanos sirios acusados de tráfico de seres humanos fueron sentenciados por un tribunal de Turquía a cuatro años de cárcel por el caso que desembocó a finales del verano pasado en el hundimiento de una embarcación que dejó varios muertos, entre ellos el pequeño de tres años de edad Aylan Kurdi, cuya imagen dio la vuelta al mundo y sirvió para despertar la conciencia en Europa sobre el drama diario de los refugiados sirios.

Muwafaka Alabash y Asem Alfrhad fueron condenados por un tribunal de la localidad turca de Bodrum, en la costa turca del Egeo, a 4 años y 2 meses de prisión por tráfico de seres humanos; la sentencia sin embargo fue menor de lo esperada porque el tribunal desestimó la acusación que les hacía responsables por “homicidio voluntario” de la muerte de cinco refugiados, que fallecieron ahogados cuando trataban de alcanzar la vecina isla griega de Kos.

En el juicio, iniciado el pasado 11 de febrero, la fiscalía del Estado había pedido hasta 35 años de cárcel para cada uno de los acusados por trata de personas y tráfico ilegal, así como por negligencia; otros seis encausados, incluyendo dos ciudadanos sirios y cuatro turcos, continúan aún fugados de la justicia. Entre las numerosas víctimas del naufragio murieron también un hermano de Aylan, de 5 años de edad, y su madre, de 27.