Veterinarios turcos implantan una pierna ortopédica a una gallina

Su propietario, que posee varios animales de granja, desoyó a quienes le insistían en que sacrificara al animal y decidió que un equipo de veterinarios trataran el caso.

Un equipo de veterinarios turcos de la provincia de Malatya, al este de Turquía, ha colocado una prótesis a una gallina que había perdido una de sus patas después de que su dueño decidiera no hacer caso a quienes le decían que la sacrificara.

“Mucha gente me decía: ‘Es sólo una gallina, ¿qué vas a hacer con ella? Sólo vale 20 liras (unos 7 euros), ¿por qué no te la comes?”, declaró a la prensa turca Aydemir Gürsoy, un hombre de 71 años que desde hace años tiene numerosos animales de granja y que posee actualmente unas treinta gallinas y dos pavos.

Tras llevar el animal –que había sufrido una herida grave en una de sus patas- a varios veterinarios, finalmente fue un amigo quien le recomendó un equipo de veterinarios del ayuntamiento de Yeşilyurt, quienes lograron hallar una solución para la gallina, a la que practicaron varias operaciones para colocarle una pata ortopédica.

“Aquí durante veinte días, la gallina se sometió a un par de operaciones y recibió varios tratamientos, pero al final me dijeron que habían tenido que amputarle la pata. Después, me sugirieron colocarle una prótesis… Ahora, está viva y puede caminar e incluso empollar”, dijo Gürsoy.

Los veterinarios que atendieron el caso, que reciben con frecuencia en su centro todo tipo de animales heridos, explicaron que pese a tener que amputarle la pata por los síntomas de gangrena que presentaba, el resultado es bastante satisfactorio. “La gallina camina perfectamente, y su dueño está muy contento con el tratamiento”, subrayó Abuzer Karataş, director de los servicios veterinarios del distrito de Yeşilyurt.