Una tormenta de polvo tiñe de rojo los cielos de Turquía