La estatua de un robot desata la polémica en Ankara

La controvertida estatua, que pretende representar a un robot de la serie de ficción “Transformers”, forma parte de una campaña de promoción de un parque temático en la capital turca.

La Cámara de Arquitectos e Ingenieros de Turquía (TMMOB) ha presentado una demanda ante los tribunales contra el alcalde de Ankara, Melih Gökçek, por su decisión de erigir una controvertida estatua que representa a un robot de la famosa serie de ficción “Transformers”.

En declaraciones al diario turco Hürriyet, el presidente de la delegación de TMMOB en Ankara, Tezcan Karakuş Candan, acusó a Gökçek de “malgastar el dinero de los contribuyentes” por construir una estatua para promocionar un parque temático que –según recordó- está paralizado en los tribunales. “Debemos saber cuánto cuesta cada uno de estos robots”, insistió Candan.

La estatua, que desde el principio ha sido objeto de polémica con opiniones a favor y en contra, fue colocada el pasado 2 de abril en una rotonda ubicada en una avenida próxima al Bosque de Atatürk, un amplio parque situado a las afueras de la capital que acoge un zoológico y el Palacio Presidencial, entre otras instalaciones.

Su construcción pretendía formar parte de una campaña de promoción de un nuevo parque temático impulsado por el alcalde, el AnkaPark, que pretende incluir 20 réplicas a tamaño real de los enormes robots que aparecen en la serie Transformers. No obstante y después de que un tribunal declarase su construcción ilegal, el proyecto se encuentra parcialmente paralizado a la espera de una decisión judicial.