Una lira a cambio de escuchar tus problemas