Turquía, terremoto en Gemlik

Un terremoto causa daños en el noroeste de Turquía, incluyendo Estambul

Un terremoto que sacudió esta mañana el noroeste de Turquía y que pudo sentirse también en Estambul sembró el pánico entre la población de la región, provocando diversos daños materiales. Fuentes de la Agencia de Gestión de Desastres y Emergencias de Turquía (AFAD) informaron que el seísmo se produjo a unos 9 km de profundidad con epicentro a 4,73 km en la bahía de Gemlik frente a las costas de Mudanya, en la provincia de Bursa, alcanzando una intensidad de 5,1 grados en la escala Richter. Fue seguido solo 3 minutos después por otro terremoto que alcanzó una intensidad de 4,5.

Según las primeras informaciones de la propia AFAD y de los gobernadores de Bursa y Estambul, el terremoto no causó pérdida de vidas y no se confirmó el derrumbe de edificios, si bien equipos especiales continúan inspeccionando la región para recopilar los daños. No obstante, los colegios e institutos de la región fueron evacuados por seguridad, y se detectó la aparición de grietas en algunos edificios y daños en fachadas.

Las redes sociales de Turquía se llenaron inmediatamente de todo tipo de mensajes y testimonios sobre el terremoto, que causó el pánico entre la población de las provincias más afectadas -Bursa y Estambul- pero también entre otras vecinas como Kocaeli, Sakarya o Çanakkale, donde también se pudo sentir la intensidad del temblor. 

El pánico se dejó sentir especialmente en Estambul, que ya sufrió en 2019 un violento terremoto de unos 6 grados que dejó decenas de heridos, y donde las autoridades llevan tiempo advirtiendo de la llegada de un “Big One” con potenciales efectos catastróficos.

Turquía es un país cruzado por varias fallas tectónicas activas, y los terremotos son frecuentes en gran parte de la península de Anatolia. El pasado 6 de febrero el país sufrió uno de los peores terremotos de su historia: dos seísmos que alcanzaron una intensidad de 7,8 y 7,6 y que arrasaron todo el sureste de Turquía, matando a más de 50.000 personas

En declaraciones a la prensa turca, el profesor y experto en sismología Şükrü Ersoy, afirmó que la falla que desató el terremoto ocurrido hoy tiene el potencial de generar terremotos de mayor magnitud, y recordó que estos terremotos de baja o mediana intensidad son un recordatorio de la necesidad de prepararse para un seísmo más grande. “Un terremoto de grado 5 produce una energía equivalente a unos 30 terremotos de magnitud 4. Los que viven en Gemlik deben de haberlo sentido muy intensamente”, aseguró.