Un conductor turco desarma su coche para poder salvar a un gato

Varios peatones advirtieron a un conductor turco que de su coche salían unos maullidos. Tras desmantelar el vehículo en un taller, hallaron en el motor a un gato de pocos meses de edad.

Un hombre de la provincia de Antalya, al sur de Turquía, tuvo que recurrir casi a desmantelar su coche para poder salvar la vida de una cría de gato que se había ocultado dentro del vehículo.

Según informaron medios locales, fueron varias personas que transitaban por una céntrica avenida de la ciudad quienes advirtieron al conductor -identificado como Rıfat Çetin- mientras se encontraba detenido en un semáforo que del interior de su coche salían unos extraños sonidos que parecían maullidos de gato.

Çetin, quien hasta entonces no había advertido los sonidos debido al ruido, bajó el volumen de su radio y apagó el motor, y comprobó entonces que efectivamente se escuchaban unos maullidos cada vez que encendía el coche, aunque le resultó imposible encontrar al animal. Finalmente optó por acudir a un taller cercano, donde los mecánicos comenzaron a desmantelar pieza a pieza el vehículo intentando encontrar al gato.

Tras casi una hora de búsqueda y esfuerzos en la que tuvieron que retirar toda la parte frontal del coche, un pequeño gatito de penas 2-3 meses de edad apareció atrapado detrás del radiador, al que con sumo cuidado pudieron rescatar sano y salvo aunque –lógicamente- muy asustado por la aventura.

“Abrieron cada parte de mi coche, pero mereció la pena, porque se ha salvado una vida”, contó a los periodistas que cubrieron la noticia Çetin, quien añadió que planea dar el gatito en adopción a un compañero de trabajo que al parecer llevaba tiempo buscando un gato.