Un 40% de los turcos creen que sería perjudicial para su país entrar en la UE

Los resultados del último Eurobarómetro señalan que, pese a que son mayoría los turcos euroescépticos, aumentan significativamente quienes reconocen que Turquía se beneficiaría de pertenecer a la UE.

El euroescepticismo de los ciudadanos turcos parece mantenerse firme; así se desprende de los últimos datos del Eurobarómetro publicados el domingo, en los que se señala que hasta un 40% de la población del país euroasiático cree que sería malo que Turquía entrara en la Unión Europea.

A los participantes en el estudio, llevado a cabo entre el 16 y el 27 del pasado mes de mayo, se les preguntó si en su opinión la pertenencia de Turquía a la UE sería algo “bueno”, “malo”, o “ni bueno ni malo”; según los datos publicados, un 40% consideró esa posibilidad como algo “malo” en general para su país.

Por el contrario, un 33% de los turcos dijo que sería “bueno” que Turquía perteneciera a la UE: una cifra que representa un incremento del 5% con respecto a los resultados publicados en el anterior Eurobarómetro, seis meses atrás, cuando sólo un 28% de los turcos consideró que la entrada de su país en el bloque europeo sería positiva.

Pese a ser mayoría los euroescépticos, un 55% de los participantes en el sondeo dijeron no obstante que Turquía se beneficiaría de ser un miembro de la Unión Europea, un 19% más que en el estudio previo; por el contrario, el 36% de los turcos consultados respondió que su país no se beneficiaría de pertenecer a la UE.