Turquía se interesa por el Eurofighter

El consorcio europeo Eurofighter quieren vender 40 cazas de combate Eurofighter Typhoon 2020 a las Fuerzas Aéreas Turcas, según indicaron el jueves fuentes la compañía.

El consorcio europeo Eurofighter quieren vender 40 cazas de combate Eurofighter Typhoon 2020 a las Fuerzas Aéreas Turcas, según indicaron el jueves fuentes la compañía.

«Estamos ofreciendo a Turquía la oportunidad de desarrollar conjuntamente el Eurofighter 2020, la próxima versión del Eurofighter», declaró al diario turco Hürriyet Marco Valerio Bonelli, responsable de relaciones públicas y comunicaciones del consorcio Eurofighter. «No se trataría de participar en partes de la producción, sino de desarrollarlo conjuntamente», añadió.

«Nos gustaría proporcionar dos escuadrones (unos 40 aviones) de Eurofighters a Turquía», declaró por su parte Giorgio Zappa, director general del holding italiano Finmeccanica, especializado en la industria aeroespacial y de defensa y cuya filial Alenia Aeronautica es una de las empresas que participa en la construcción del caza de combate europeo.

Ambos responsables asistieron el jueves junto con el vice ministro de defensa italiano, Guido Crosetto, a la inauguración de la oficina de Finmeccanica en Ankara. Crosetto, que recordó que Turquía e Italia ya trabajan conjuntamente en el desarrollo de un nuevo helicóptero de combate, dijo que su deseo era aumentar el grado de cooperación entre los dos países, haciendo que pase del nivel industrial y comercial actual al estratégico.

El Eurofighter Typhoon actualmente es utilizado por las fuerzas aéreas de Reino Unido, Alemania, Italia, España y Austria. Turquía por su parte ha escogido como caza tipo para actualizar su flota de combate aérea el estadounidense F-35 Joint Strike Fighter Lightning II, de los que planea comprar un centenar de unidades por valor de unos 15.000 millones de dólares.

Sin embargo, el responsable de Finmeccanica cree que Turquía podría compaginar la compra del caza de combate norteamericano F-35 con el Eurofighter Typhoon, dado que ambas aeronaves cumplen diferentes funciones: mientras que el Eurofighter está diseñado principalmente como un avion para el combate aire-aire, el F-35 es más apropiado para misiones de combate aire-tierra.

En los últimos años Italia se ha convertido en el segundo proveedor de armamento de Turquía, por detrás de Estados Unidos. Ankara ya tiene firmado un acuerdo multimillonaro con la anglo-itaniana AgustaWestland para la fabricación conjunta de 60 helicópteros de ataque, además de otro contrato con Telespazio para el desarrollo de un satélite militar.