Turquía derrota a Armenia en un partido eminentemente simbólico

El encuentro fue el último dirigido por el ya ex seleccionador turco, Fatih Terim.

El combinado nacional de Turquía venció a Armenia por 2-0 en el último partido de clasificación para el mundial de Sudáfrica 2010, disputado ayer miércoles en la ciudad noroccidental de Bursa, donde ambas selecciones se jugaban ya muy poco en lo deportivo a pesar de la trascendencia del encuentro.

En lo estrictamente deportivo, el partido disputado en Bursa carecía de importancia al encontrarse las dos selecciones sin posibilidades de clasificarse. Sin embargo, la importancia residía en el trasfondo político de dicha ocasión. Por ello, el partido transcurrió bajo extremas medidas de seguridad, con unos 3.000 agentes de policía velando por la seguridad de los presentes. Pese a ello, se pudieron ver grandes detalles como una pancarta que rezaba en turco, armenio e inglés: “Bienvenidos a la tierra de Hrant” en referencia al periodista turco-armenio asesinado hace un par de años.

Fue Turquía quien se llevó la victoria por 2-0 gracias a sendos tanto de Halil y Servet. Con esta victoria se despidió el hasta entonces seleccionador de Turquía, Fatih Terim. “Uno puede emocionarse cuando tiene que dejar a sus hijos,” dijo el Emperador en referencia a sus jugadores. “Le doy las gracias a mis jugadores, quienes nos han hecho sentir cosas muy buenas en el pasado”. Así se despidió el inigualable Fatih Terim.