Recuperados dos cuerpos del carguero hundido frente a las costas de Estambul

El MV Bilal Bal, un carguero de 78 metros y bandera turca con 11 tripulantes a bordo, se hundió el miércoles a 88 metros de profundidad en aguas del Mar Negro. En las tareas de rescate participa un submarino del ejército turco.

Dos cuerpos sin vida de los once tripulantes de un carguero que se hundió el 1 de noviembre frente a las costas de Estambul han sido recuperados en las últimas horas, mientras las tareas de rescate en la zona continuaban el viernes por tercer día consecutivo.

El barco bautizado como MV Bilal Bal, un carguero de 78 metros de eslora y bandera turca construido en 1974 en Dinamarca, emitió en las primeras horas del miércoles una señal de socorro cuando se encontraba en aguas del Mar Negro a siete millas náuticas de la localidad costera de Şile –en la provincia de Estambul- mientras navegaba del puerto de Gemlik (Bursa) a Ereğli (Zonguldak) con un cargamento de hierro.

Pese a que inmediatamente los guardacostas turcos pusieron en marcha un dispositivo de rescate, ni el barco ni los 11 tripulantes que viajaban a bordo pudieron ser localizados en las aguas del Mar Negro; en un comunicado difundido el viernes, la Guardia Costera Turca informó que un submarino de rescate perteneciente al buque TCG Alemdar (A-582) de la Armada Turca había logrado recuperar del fondo del mar los cuerpos de dos marineros durante una operación en la que se emplearon buzos del ejército equipados con trajes especiales.

Los dos cuerpos fueron identificados como los de Nihat Küçük y su hijo Aşkın Küçük, ambos de nacionalidad turca, que tras ser llevados a tierra fueron trasladados a un instituto de medicina forense. Mientras, continúan los trabajos de rescate en la zona para tratar de localizar a los otros 9 tripulantes desaparecidos, cuyos afligidos familiares se han desplazado hasta el lugar para seguir de cerca las labores de rescate, acompañados por varias autoridades locales.

Por la posición en la que se encontraron las lanchas y los salvavidas del barco, se cree que el Bilal Bal se hundió a una profundidad de 88 metros frente a las costas de Şile; sus once tripulantes incluyen además de al capitán, un segundo capitán, un ingeniero jefe, un ayudante de sala de máquinas, y siete marineros.

En las tareas de rescate participan desde el miércoles un avión, un helicóptero y tres barcos de los guardacostas turcos, así como otros navíos de apoyo y el propio buque TCG Alemdar de las fuerzas navales de Turquía.