Reabre a los turistas el »camino secreto» de los sultanes en Topkapı

Se trata de una ruta de escape que los sultanes otomanos usaban para abandonar en secreto la seguridad del palacio y mezclarse disfrazados con los habitantes de Estambul

La llamada «Rampa del Caballo» (At Rampa) o «Gran Montura» (Büyük Biniş), un camino secreto usado por los sultanes otomanos que vivían en el famoso Palacio Topkapı de Estambul, uno de los monumentos más visitados de Turquía, ha sido reabierto a las visitas de turistas.

Según explican los historiadores, los sultanes otomanos utilizaban esta ruta para abandonar el palacio disfrazados sin ser reconocidos ni vistos; puesto que en ocasiones lo hacían montados a caballo, es por eso que a este camino empinado además de la «Rampa del Caballo» se le llamaba también la «Gran Montura».

Antes de que el sultán abandonase los muros del palacio por esta ruta, primeramente sus guardias salían a inspeccionar los alrededores para asegurarse de que no había peligro, y entonces el sultán escapaba por este lugar para mezclarse con el resto de los habitantes de Estambul.

«Todos los sultanes adoraban salir (del palacio) y mezclarse con la plebe. Estas salidas eran como inspecciones al pueblo. Los habitantes de Estambul no debían saber que el sultán había salido del palacio; así que de forma secreta, los sultanes usaban este camino para entrar en la ciudad», explica el historiador turco Necdet Sakaoğlu.

Normalmente los sultanes otomanos abandonaban la seguridad del Palacio Topkapı a través de este «camino secreto» disfrazados como derviches, o como mercaderes, según los historiadores. «Hay muchas entradas al palacio, pero esta no puede verse desde el exterior. Es una entrada oculta, secreta«, subrayó Sakaoğlu, describiéndola como «la vía más larga y recta del palacio». Desde el 18 de septiembre, este interesante lugar ya puede ser visitado por los turistas.