Protestas de la comunidad gitana turca contra Sarkozy

Un grupo de miembros de la comunidad gitana de Turquía protagonizó esta semana una protesta frente al consulado francés en Estambul, denunciando así las deportaciones masivas de gitanos.

Un grupo de miembros de la comunidad gitana de Turquía protagonizó esta semana una protesta frente al consulado francés en Estambul, denunciando así las deportaciones masivas de gitanos que el gobierno de Sarkozy está llevando a cabo.

Miembros de la asociación «Cero Discriminación» («Sıfır Ayrımcılık», en turco) depositaron el lunes frente a la puerta del edificio del consulado una corona negra de flores con una banda en la que podía leerse escrito con letras rojas «Lo sentimos. Federación Gitana de Estambul». El profesor Orhan Kural, de la Universidad Técnica de Estambul, ofreció también su apoyo a la protesta.

Elmas Arus, una representante del grupo, denunció ante la prensa el creciente racismo en Francia, donde el gobierno galo deportó sólo en 2009 al menos 29.000 gitanos, y otros 10.000 en lo que va de año. A pesar de las protestas y denuncias de varios grupos tanto dentro como fuera de Francia, incluída la propia Unión Europea, el gobierno de Sarkozy se ha negado a poner fin a una política de expulsiones que asegura forma parte de un «plan contra la delincuencia».

Para Mustafa Taşçeviren, presidente de la Plataforma de Asociaciones Gitanas de Tracia, se necesitan políticas más modernas y democráticas que mejoren las condiciones de vida de la comunidad gitana en toda Europa. Taşçeviren agregó que la política de Turquía con respecto a su comunidad gitana (o «Romanlar», como son llamados por los turcos) podría ser utilizada como ejemplo por los países de la UE, que a menudo se consideran a sí mismos más avanzados en cuestiones de derechos humanos.