Poco premio para un buen Beşiktaş

Las Águilas Negras empataron a uno en su visita al campo del Tottenham Hotspur en un partido que merecieron haber ganado.

Londres se encontraba estos días lleno de aficionados turcos. Si el miércoles el Galatasaray jugaba con el Arsenal, el jueves le tocó el turno al Beşiktaş, que visitaba White Hart Lane en la Europa League. Al contrario de lo que le sucedió al Galata, el conjunto blanquinegro dio una gran imagen, desplegando un juego ofensivo que estuvo cerca de darle los tres puntos.

Slaven Bilic alineó un once de gala; el empate de la primera jornada le obligaba sacar un buen resultado para continuar en la lucha. Pochettino por su parte rotó como viene acostumbrando y dio entrada a los jugadores menos habituales. Aún así, los Spurs contaban con futbolistas de la talla de Roberto Soldado o Andros Townsend.

El Beşiktaş empezó bien el partido, con un Demba Ba como referencia ofensiva en pugna constante con los centrales rivales. El ariete, ex del Chelsea, estuvo cerca de adelantar a los locales con un remate que se estrelló en el larguero. Los turcos se encontraban a gusto en el terreno de juego, con Hutchison y Kavlak dominando la medular y con Sosa, Şahan y Töre surtiendo de balones a Ba, y no pasaban apuros. Sin embargo, a los 27 minutos, Harry Kane anotó para el Tottenham en el único disparo entre los tres palos de los ingleses en la primera parte. Poco después, Olcay Şahan tuvo en sus botas el empate.

En la segunda parte, el encuentro siguió por la misma línea. Fue entonces cuando emergió la figura de Hugo Lloris, guardameta de los Spurs. El francés desbarató una vez tras otra las acometidas de Ba, Şahan y compañía. Bilic, en busca de pegada, dio entrada a Oğuzhan Özyakup y Mustafa Pektemek. Pero todo seguía igual, el Beşiktaş continuaba desacertado de cara a puerta. Cuando todo hacía indicar que los tres puntos se quedarían en el norte de Londres, en el minuto 89, Vlad Chiriches cometió un penalti que se encargó de transformar Demba Ba. Finalmente, las Águilas Negras lograban el gol que habían buscado con tanto ahínco y sumaban un punto que, aunque útil, sabe a poco.

Tras el partido, Bilic se mostró satisfecho con su equipo aunque también lamentó la falta de puntería. “Estamos orgullosos de nuestro partido. Creo que jugamos muy bien, dominamos, tuvimos ocasiones y pasamos bien el balón. Estamos contentos, pero hay que materializar esas ocasiones para derrotar a equipos tan importantes fuera de casa”, declaró el técnico croata.

Tras la goleada encajada por el Galatasaray, el Beşiktaş ha dejado en buen lugar al fútbol nacional. Tal y como dijo Bilic: “Después del partido de anoche (entre Arsenal y Galatasaray), jugamos un partido que podría llenar de orgullo al fútbol turco”.

Tras dos jornadas, el Asteras Tripolis lidera la clasificación del grupo C con 4 puntos mientras que Beşiktaş y Tottenham están empatados a 2. Cierra la clasificación, con un solo punto, el Wolfsburg.

Decepcionante derrota del Trabzonspor

El otro equipo turco en acción en la Europa League cayó derrotado en casa ante el Legia de Varsovia. Los turcos no pudieron contrarrestar el tempranero gol de Kucharczyk y sufrieron su primera derrota en lo que va de competición.