Las jugadas a balón parado condenan al Beşiktaş

Las Águilas Negras sufrieron una dolorosa y contundente derrota en casa a manos del Dinamo de Kiev al caer por 1-4, complicándose así su clasificación a la siguiente ronda de la Europa League.

El Beşiktaş sigue sin funcionar, y es en el apartado defensivo donde más sufre el equipo dirigido por Bernd Schuster. Esta vez, el conjunto blanquinegro, capitaneado por Guti, encajó cuatro goles en casa, tres de ellos tras una jugada a balón parado y el restante de penalti. Pese a la vocación ofensiva del Beşiktaş, Vukojevic adelantó al equipo ucraniano en el minuto 27 después de que Shevchenko peinase el balón dentro del área tras un saque de esquina.

El Beşiktaş reaccionó y empató el partido diez minutos más tarde por mediación de Quaresma que batió con un tiro raso a Shovkovskiy. Tras el descanso, seis minutos le valieron al Dinamo de Kiev para sentenciar el partido. Shevchenko, en el 50 tras un saque de, esquina y Yussuf, tras una falta en el 56, acabaron con las esperanzas turcas. Ya en el minuto 90 Gusev, de penalti, se encargó de dejar la eliminatoria más que encarrilada.

El partido de vuelta se jugará en Kiev la semana que viene, aunque el portugués Quaresma no se encontrará presente tras ser expulsado en el tiempo de descuento. Los pupilos de Schuster, que por primera vez ha oído gritos pidiendo su dimisión, necesitarán algo parecido a un milagro para poder remontar la eliminatoria. Además, este domingo se enfrentan en un tenso derbi al Fenerbahçe.