Piden 10 años de prisión para el alcalde de Diyarbakır por colaboración con el PKK

La fiscalía ha solicitado 10 años de prisión para el alcalde de la ciudad de Diyarbakır, Osman Baydemir, a quien se le acusa de haber entregado dinero a un joven que quería unirse al PKK.

La fiscalía ha solicitado 10 años de prisión para el alcalde de la ciudad suroriental de Diyarbakır, Osman Baydemir, a quien se le acusa de haber entregado dinero a un joven de 16 años que quería unirse a la organización terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Según informó el lunes la agencia de noticias turca Anatolia, el joven -identificado únicamente por las siglas D.K.- se habría entregado hace cuatro meses a las fuerzas de seguridad turcas en la provincia fronteriza de Şırnak tras escapar de un campamento del PKK en las montañas del norte de Irak; posteriormente, y tras prestar declaración ante la policía, habría afirmado haber recibido dinero del alcalde de Diyarbakır para ayudarle a integrarse en la organización armada.

«Yo distribuía la revista Juventud Patriótica (una publicación pro-PKK) y conocí a Baydemir a través de esta revista. Decidimos participar en la organización (el PKK) junto con Mustafa y Yasir K. Para poder conseguir el dinero que necesitábamos, fuimos a ver a Baydemir y le dijimos que queríamos unirnos al PKK pero que no teníamos dinero, y le preguntamos si podía ayudarnos», declaró el (o la) joven que responde a las iniciales D.K., según consta en la documentación presentada ante el tribunal por la Oficina del Fiscal Jefe de Diyarbakır.

«Nos dijo que esperáramos junto a su secretaria, y después de un rato, la secretaria nos entregó un sobre de Baydemir que contenía 600 liras turcas (unos 310 euros). Cogimos el dinero y nos fuimos a Silopi (una ciudad de Şırnak fronteriza con Irak y Siria)», continuó diciendo D.K. en su declaración ante la policía turca.

En un comunicado hecho público por el alcalde de Diyarbakır, que pertenece al partido nacionalista kurdo BDP, éste aseguró que las declaraciones de este testigo protegido son puras calumnias y negó haber animado a ningún joven de 16 años a unirse al PKK. No obstante, Baydemir defendió en sus declaraciones a los miembros del PKK que se refugian en el norte de Irak (desde donde hacen incursiones en territorio turco), a los que se refirió como «aquellos que viven con orgullo en las montañas». Recientemente, después de que miembros del PKK mataran a varios policías en la provincia mediterránea de Adana, Baydemir ya protagonizó otra polémica al referirse a los autores del asesinato como «héroes revolucionarios».