Ankara, mujer detenida por maltrato a perros

Piden 10 años de cárcel a una mujer acusada de torturar y matar perros

El fiscal pide para la acusada, en cuyo jardín se hallaron perros desnutridos y enterrados, la pena máxima por la nueva ley de maltrato animal

Una mujer detenida ayer en Ankara acusada de torturar y matar al menos 11 perros podría ser la primera persona condenada a prisión en Turquía tras la reforma de la ley de maltrato animal que fue aprobada en el parlamento turco el pasado mes de julio, después de que la policía descubriese en el jardín de su casa los cuerpos de los animales enterrados. La fiscalía pide para la acusada la pena máxima bajo la nueva ley: 10 años y 6 meses de cárcel.

La policía encontró en la vivienda de la sospechosa, identificada por las siglas M.T., siete canes que mantenía encerrados en condiciones higiénicas penosas y que llevaban varios días sin ser alimentados; posteriormente un registro más amplio descubrió los cuerpos de hasta 11 perros enterrados, gracias al hedor a descomposición que emanaba del lugar.

La fiscalía cree que la mujer se dedicaba a recoger perros callejeros para llevarlos hasta su casa, donde varios testigos habían denunciado que solían escucharse llantos de perros. Bajo la nueva ley contra el maltrato animal, las mascotas y animales domésticos dejaron de ser considerados propiedad de sus dueños para pasar a ser tratados a efectos legales como seres vivientes con derechos propios, introduciéndose penas de prisión y multas mucho más elevadas.

La sospechosa se enfrenta a una petición ante los tribunales de Ankara de más de 10 años de cárcel, acusada de torturar y matar a los perros que mantenía encerrados en su casa: unos cargos que la mujer niega asegurando que se dedicaba a cuidar los animales callejeros que encontraba; la detenida reconoce además haber enterrado en su jardín a dos perros después de que muriesen de causas naturales, pero niega haber dado sepultura a los otros nueve.