Pakistán lanza con éxito un misil con capacidad atómica

El nuevo misil Shaheen III, capaz de transportar cabezas nucleares y convencionales, tiene un alcance de casi 3.000 kilómetros que le permite atacar a la mayoría de ciudades de su vecina y rival, la India.

Pakistán probó con éxito el lunes un nuevo misil balístico capaz de transportar cabezas nucleares y con un rango de alcance de 2.750 kilómetros, el Shaheen III, según confirmaron las autoridades del país asiático, lo que pone a su alcance la mayoría de las ciudades de su vecina y rival, la India.

El lanzamiento, que impactó en un lugar previsto en el Mar Arábigo, fue supervisado por varios altos mandos del ejército y científicos encargados del proyecto. “Nuestros científicos e ingenieros han alcanzado otro hito de importancia histórica. Este es un gran paso hacia fortalecer la capacidad disuasoria de Pakistán”, declaró a medios militares el Teniente General Zubair Mahmood Hayat, director general de la División de Planes Estratégicos de las Fuerzas Armadas de Pakistán.

La prueba, que pretendía verificar varios diseños y cálculos técnicos desarrollados para armamento de largo alcance, recibió también las felicitaciones del primer ministro del país, Nawaz Sharif, y del presidente Mamnoon Hussain, que felicitaron al equipo encargado de llevar a cabo el test balístico.

El pasado mes de febrero, Pakistán ya probó con éxito otro misil de crucero de baja altura también capaz de transportar una cabeza atómica, aunque con un alcance limitado a sólo 350 kilómetros; el misil Ra’ad otorga a las fuerzas armadas una capacidad de respuesta a distancia en tierra y mar gracias a una “tecnología de crucero” que, según destacó el ejército paquistaní, sólo ha sido desarrollada por unos pocos países en el mundo.

India y Pakistán han estado inmersos en tres guerras desde su independencia colonial del Reino Unido en 1947, principalmente en torno al enclave septentrional de Cachemira, y desde los años 90 mantienen una tensa carrera armamentística. Ambos países no han firmado el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP) y llevan a cabo regularmente ensayos balísticos para aumentar su capacidad ofensiva atómica. Un informe elaborado por la CIA aseguraba que Islamabad posee ya actualmente un arsenal de entre 90 y 110 armas nucleares, lo cual lo sitúa como el de más rápido crecimiento de todo el mundo.