accidente de un Boeing en Antalya

Nuevo accidente de un avión Boeing durante un aterrizaje en Turquía

Un Boeing 737-800 (B738) sufrió un reventón de una rueda del tren de aterrizaje mientras tomaba tierra este jueves en el aeropuerto de Alanya- Gazipaşa, situado al este de la provincia de Antalya, al sur de Turquía, en lo que constituye el segundo accidente de un avión Boeing en poco más de 24 horas, después de que ayer otro avión de la compañía norteamericana tuviera que realizar un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto de Estambul tras no desplegarse el tren de aterrizaje delantero.

La aeronave, operada por la compañía aérea turca Corendon Airlines, se encontraba en el último tramo de un vuelo procedente de Alemania con 184 pasajeros y 6 tripulantes a bordo cuando se disponía a aterrizar en el aeropuerto situado a las afueras de la turística localidad de Alanya, en torno a las 10:45 de la mañana hora local (9:45 CET). Durante la maniobra de aterrizaje, uno de los neumáticos del tren de aterrizaje delantero reventó tras tocar pista, según informó en un comunicado el Ministerio de Transportes e Infraestructuras de Turquía.

Pese al incidente, los pilotos pudieron aterrizar el avión de forma segura y los 190 ocupantes de la aeronave fueron evacuados a salvo. Las autoridades turcas informaron que no se registraron heridos entre los pasajeros ni daños en la pista, si bien varios vuelos tuvieron que ser desviados al cercano aeropuerto de Antalya hasta que el aparato pudo ser retirado de la pista, una vez completada la inspección técnica pertinente. El tren de aterrizaje delantero del avión sufrió graves daños durante la maniobra y quedó completamente inutilizable.

Se trata del segundo accidente que sufre un avión de la empresa norteamericana Boeing en Turquía en poco más de un día, después de que otro Boeing 767 de la aerolínea de transporte de carga FedEx Express sufriera un fallo mecánico que impidió que desplegara el tren de aterrizaje delantero. Finalmente la aeronave pudo tomar tierra gracias a la habilidad de los pilotos y sin heridos, pero el incidente volvió a poner el punto de mira sobre los fallos de seguridad en Boeing, muy cuestionada desde la despresurización de cabina que sufrió el pasado enero de un 737 Max en pleno vuelo al perder repentinamente parte del fuselaje.