Nihat: »Todo el mundo me habla de mis años en la Real»

Nihat Kahveci (Estambul, 23 de noviembre de 1979) es uno de los ex jugadores realistas a los que los aficionados recuerdan con más cariño, sobre todo porque era el alma goleadora de aquel equipo.

Nihat Kahveci (Estambul, 23 de noviembre de 1979) es uno de los ex jugadores realistas a los que los aficionados recuerdan con más cariño, sobre todo porque era el alma goleadora de aquel equipo que a punto estuvo de lograr el título de Liga. Nihat Kahveci se emociona al hablar de la Real, equipo en el que jugó los mejores años de su carrera deportiva.

Ahora con 30 años ha regresado de nuevo al equipo del que salió, el Beşiktaş, con el que esta temporada ha disputado 17 partidos de Liga y ha anotado tres tantos. Pero aunque sea desde la distancia Nihat aún tiene reservado un pedazo de su corazón para la Real Sociedad. El periódico español Mundo Deportivo le entrevistó recientemente para conocer sus impresiones desde Turquía acerca del equipo donostiarra, una entrevista que reproducimos a continuación.

Hacía mucho tiempo que no sabíamos de usted, ¿cómo le va?

Bien, muy bien. Después de vivir ocho años y medio fuera de Turquía, me costó adaptarme otra vez a la vida de aquí, porque es mucho tiempo. Pero ya vuelvo a estar muy feliz, me he adaptado y el año que viene va a ser mucho mejor que éste.

¿Dónde vive?

En la parte asiática de Estambul, muy cerca de nuestra ciudad deportiva, donde entrena el Beşiktaş. Antes de llegar a Donosti, vivía con mis padres y ahora tengo otra casa.

El pasado verano abandonó el Villarreal para retornar a su país, realizar el servicio militar y volver al Beşiktaş, ¿cómo ha sido el proceso?

Un poco difícil. Toda la afición espera que haga buenas cosas cada vez que salgo al campo; pero no pude hacer una pretemporada buena, porque tuve que hacer el servicio militar y eso al final supuso estar dos o tres meses sin entrenarme. Eso es mucho tiempo y me costó mucho recuperar la forma. Al principio no respondía en el campo, pero cada vez me sentí mejor y fui a más.

¿Cuántos goles ha marcado?

No he jugado mucho esta temporada y además lo he hecho en la banda derecha. He marcado tres goles en la liga y dos en la copa. Para mí es una cifra pobre; pero no he podido hacerlo mejor.

Llegó a la Real muy joven, con 21 años, y ahora ya tiene 30, se ha convertido en un veterano

Así es. Cuando jugaba allí en la Real no me daba mucha cuenta de lo que estaba pasando allí. Pero cuando he vuelto a Turquía, todo el mundo me habla de mis años en la Real. Da igual que tenga diez años o 70. Todos ellos nos seguían y veían todos los partidos de la Real. Me vienen y me empiezan a recitar la alineación titular: “…Karpin, Xabi Alonso, Aranburu, De Pedro, Nihat y Kovacevic”. Te lo juro. Esto no me lo esperaba. Es increíble, impresionante. La Real es el equipo número 1 en Turquía, por aquellos años. La gente no lo olvida.

¿Sigue habiendo alguien de la Real por allí, se ve alguna camiseta?

Sí, aunque, claro, no es como antes. Todo el mundo me pregunta ahora si va a subir a Primera. Y yo les digo que sí, que éste va a ser el año. Les digo que todavía no lo tienen asegurado matemáticamente, pero estoy convencido de que van a subir. Un equipo como la Real se merece subir a Primera División, por la gente, por los jugadores que tiene, por el club…por todo.

¿Cómo recuerda el momento en el que llamaron para venir a la Real?

Fue complicado al principio, porque yo siempre había vivido con mi familia, en Estambul. Me costó, pero cuando empecé a jugar y las cosas me fueron bien en el campo, la gente de la Real comenzó a quererme. Aquéllos fueron años maravillosos para mí, se me pasaron muy rápido. Todo fue mucho mejor de lo que esperaba.

Sobre todo en esa temporada 02/03 en la que casi ganamos la Liga

Ese año fue el mejor de mi vida. Ésa es la verdad, aunque la verdad es que fue muy jodido perder la Liga en la última jornada. Metí muchos goles y pudimos pelear hasta el final por un título tan importante, algo que está al alcance de muy pocos equipos. Yo creo que la gente sigue hablando sobre ese año de la Real.

¿Cree que se le recuerda, aunque no fueran campeones?

Creo que sí, que hubo muchos chavales y gente de fuera que se hicieron de la Real. Fue un año muy bueno por todo. Los críos que se empezaban a dar cuenta de las cosas quedaron admirados por la Real Sociedad y se hicieron fans en muchos sitios.

Esa pareja con Kovacevic…

Claro, metimos 43 goles entre los dos. Todo el mundo me dice por aquí: “¡Qué pareja hacías con Darko!”. Dicen que disfrutaron mucho con nuestro juego y nuestros goles. Eso me pone contento.

¿Con qué se queda de los años en Donostia?

Sobre todo, con el compañerismo que había entre nosotros y también con la unión con el público y con los periodistas.

¿Volverá la Real a acercarse a aquello?

No lo sé, pero desde luego ahora estoy seguro de que vamos a subir. La Real está ahí, primera, y, aunque ahora estén marcando pocos goles, al final terminará estando donde merece, que es en Primera.