Más de mil evacuados por las inundaciones en la provincia turca de Edirne

Las intensas lluvias han causado el desbordamiento de ríos como el Meriç, en la frontera con Grecia, obligando a poner a salvo a cientos de personas. El gobernador ha solicitado la intervención del ejército.

Al menos 1.500 personas han sido evacuadas en la provincia turca de Edirne, ubicada al noroeste del país en la frontera con Grecia, después de que las intensas lluvias hayan causado inundaciones y el desbordamiento de varios ríos de la región europea de Tracia, incluyendo el Meriç –que sirve de frontera natural entre Turquía, Grecia y Bulgaria- y su afluente, el Tunca.

Las inundaciones, que han afectado también a otras regiones de los Balcanes incluyendo el norte de Grecia y el sur de Albania, obligaron en las últimas horas a evacuar a cientos de habitantes de pueblos de Edirne y a trasladarlos a zonas seguras, siendo ubicados en instalaciones como colegios y centros deportivos.

El gobernador de la provincia, Dursun Ali Şahin, ha declarado el estado de emergencia y solicitado ayuda al ejército y la Agencia de Gestión de Desastres y Emergencias de Turquía (AFAD), que ha enviado provisiones de comida para los próximos cinco días así como camas para los evacuados, mientras se espera que el río Meriç aumente su caudal hasta los 2.500 metros cúbicos por segundo.

Los meteorólogos prevén que el temporal de viento y lluvia que ha azotado especialmente el oeste de Turquía en los últimos días con ráfagas superiores a los 100 kilómetros por hora, y que ha causado varios muertos y cuantiosos daños materiales, comenzará a amainar a partir del miércoles, si bien la lluvia y el viento continuarán aunque con menor intensidad.