Más de 15.000 colonos judíos fueron asentados en Cisjordania durante 2014

Actualmente hay más de 600.000 israelíes viviendo en asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este, lo que pone en tela de juicio el compromiso real del Estado israelí con una solución de paz para la región.

Más de 15.000 colonos israelíes se trasladaron a vivir a asentamientos construidos en los territorios palestinos ocupados en Cisjordania durante el transcurso del recién finalizado año 2014, según informaron recientemente fuentes oficiales del país hebreo.

Así lo confirmó a la prensa Dani Dayan, ex responsable del Consejo Yesha, una organización que agrupa a los consejos municipales de las colonias judías en Cisjordania, citando fuentes del ministerio del interior israelí. “Judea y Samaria (nombre israelí para Cisjordania) actualmente tiene cerca de 400.000 (colonos) israelíes, lo que demuestra que el poblamiento (israelí) en Judea y Samaria es un hecho irreversible”, declaró Dayan, nacido en 1955 en Buenos Aires (Argentina), añadiendo que desde 2013 su número se había incrementado en 15.000 personas.

Estas cifras dan una idea de la progresión de la actividad de colonización en los territorios palestinos ocupados tras la Guerra de los Seis Días de 1967, que pone en tela de juicio el compromiso real del Estado israelí con una solución de paz para la región basada en dos Estados, según ha denunciado reiteradamente la Autoridad Nacional Palestina, que hace sólo unos días vio fracasar una iniciativa en este sentido ante el Consejo de Seguridad de la ONU pidiendo la retirada de las fuerzas israelíes antes de 2017, gracias al voto en contra de Estados Unidos (que posee derecho a veto en el Consejo).

Los datos hechos públicos sobre el incremento de los asentamientos judíos no tienen en cuenta además a aquellos israelíes que se ubican en Jerusalén Este, dado que el gobierno de Israel se anexionó esta parte de la ciudad en 1980 y la considera desde entonces como su capital, aunque sin reconocimiento oficial por la mayor parte de la comunidad internacional. Se estima que actualmente más de 200.000 israelíes viven en colonias construidas en Jerusalén Oriental.

Muchos israelíes –especialmente inmigrantes judíos recién llegados de otros países- prefieren vivir en las colonias en tierras palestinas a causa de los costes menores de la vivienda en estas zonas y de los privilegios otorgados por el gobierno israelí a los colonos (a menudo ocupando las mejores tierras de cultivo o las principales fuentes de agua de la zona), que según ha denunciado incluso la propia UE les otorga una práctica inmunidad frente a los habitantes palestinos.