Turquía, inflación de abril

Los precios registran su mayor subida de los dos últimos años

La inflación alcanzó el pasado mes el 9,38%, su máximo desde abril de 2012, aupada por la subida de precios en textil, calzado y transportes.

La inflación volvió a arrojar malos resultados para la economía turca y creció por encima de las previsiones en abril, según datos publicados el lunes por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK), que muestran que los precios en Turquía alcanzaron su máximo de los dos últimos años.

Las cifras oficiales difundidas por TÜİK revelan que el Índice de Precios al Consumo (IPC) se incrementó durante el mes pasado un 1,34%, por encimas de las expectativas de los analistas y los mercados que habían previsto un aumento en torno al 0,8%, lo que sitúa la inflación anual en una tasa del 9,38%.

El alza se vio impulsada por un aumento inesperado de los precios en textil y calzado, con un incremento del 13,1% con respecto a marzo, mientras que sobre una base anual el mayor encarecimiento se produjo en los costes del transporte, con un incremento del 13,84%.

La inflación alcanza así en Turquía su máximo desde abril de 2012, haciendo prever que pueda superar el 10% en mayo, cuando el propio gobernador del Banco Central Turco (TMB) Erdem Başçı cree que podría alcanzar su techo antes de comenzar a bajar a partir del mes de junio.

Los datos conocidos el lunes ha supuesto un varapalo para los mercados, confiados tras las buenas cifras de exportaciones registradas en el primer trimestre del año pero que ven así esfumarse la posibilidad de que el TMB reduzca a corto o medio plazo sus principales tipos de interés, una de sus principales herramientas para controlar el alza de los precios.

El propio Banco Central se veía obligado a revisar de nuevo al alza la semana pasada sus previsiones de inflación para este año hasta el 7,6%, un punto por encima de su anterior estimación del 6,6% realizada a finales de enero y lejos del objetivo del 5% fijado a finales de 2013.