Los libaneses piden ayuda a Macron durante su visita a Beirut

El presidente francés Emmanuel Macron realizó una visita sin precedentes a los barrios de Beirut, donde rompió la seguridad para acercarse a hablar con los libaneses que, desesperados, le pidieron ayuda para acabar con la clase política corrupta en el país. En un gesto que ningún político libanés se atrevería a hacer, Macron se acercó a los ciudadanos indignados que le solicitaban no sólo ayuda para la reconstrucción, sino que no entregara el dinero a una casta política corrupta a la que responsabilizan de la explosión, y que ha llevado al país a una grave crisis económica. «Habrá un antes y un después del 4 de agosto del 2020», dijo Macron, quien condicionó las ayudas a la creación de un gobierno de unidad y a reformas de calado en el país.