líneas de alta tensión, electricidad

Los cortes de electricidad en Estambul continuarán al menos hasta el miércoles

Mientras las empresas de distribución eléctrica atribuyen al mal tiempo y las intensas nevadas los daños en la red de distribución eléctrica, las autoridades denuncian un ciberataque masivo como causa de los apagones en la región del Mármara.

Los cortes en el suministro eléctrico que vienen produciéndose en los últimos días en Estambul y en varias provincias de la región del Mármara y que aún continuaban el lunes, continuarán también el miércoles, según han informado medios turcos.

Y es que la compañía eléctrica de distribución AYEDAŞ, que opera en el lado asiático de Estambul, ha confirmado que durante el 3 de enero no suministrará electricidad a algunas zonas de los distritos estambulitas de Ataşehir, Beykoz, Çekmeköy, Pendik, Tuzla, Ümraniye y Üsküdar a causa de la sobrecarga en la red.

Igualmente la Compañía Turca de Transmisión de Electricidad (TEİAŞ) y la Empresa de Distribución Eléctrica de Sakarya (SEDAŞ) emitieron un comunicado sobre los apagones que se vienen sufriendo en la vecina provincia de Kocaeli; en el texto se atribuían los cortes en el suministro a las malas condiciones meteorológicas que ha sufrido la región en los últimos días, con abundantes nevadas, que habrían provocado la acumulación de grandes cantidades de hielo en las líneas eléctricas provocando la ruptura de algunas de ellas, así como otras averías y daños en torres y sistemas de aislamiento.

Los apagones provocaron el lunes la paralización de la actividad en varias fábricas y empresas situadas en los polígonos industriales ubicados en los distritos de Gebze y Dilovası, según informaron medios turcos, obligando a las compañías a enviar a casa a sus empleados por la falta de suministro de energía, que ha afectado también a los sistemas de distribución de agua en varias zonas de la región del Mármara por daños en las bombas hidráulicas.

Según datos revelados por la Asociación de la Industria de Repuestos Automovilísticos (TAYSAD), sólo en este sector las pérdidas acumuladas por los cortes reiterados en la distribución de energía eléctrica que ha sufrido durante los últimos cinco días la región del Mármara –la más poblada del país y que acumula la mayor parte de la industria- rondan ya los 300 millones de euros.

Pese a estas informaciones, hace unos días fuentes del Ministerio de Energía atribuyeron no al clima sino a un ciberataque masivo los cortes eléctricos sufridos en la provincia de Estambul. “Muchos intentos de infiltración en los sistemas que controlan nuestras transmisiones y las líneas de producción eléctrica han sido detectados y evitados. Los intentos de infiltración son indicadores de un gran intento de sabotaje contra la red eléctrica nacional de Turquía”, dijo el sábado una fuente ministerial citada bajo anonimato por la agencia de noticias estatal Anatolia.