Las ventas de pisos cayeron un 20% en julio

Pese a la fuerte caída experimentada el mes pasado, los expertos sostienen que el mercado de compra-venta de vivienda en Turquía goza de buena salud y esperan un repunte de las ventas a partir de agosto.

Las ventas de viviendas en Turquía cayeron un 20,2% durante el pasado mes de julio, según datos oficiales publicados por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK), pese a que los analistas sostienen que la caída se puede atribuir a la estacionalidad por el período estival y la coincidencia con el mes del Ramadán y predicen un repunte de las ventas a partir de agosto.

Según las cifras reveladas por TÜİK, un total de 85.101 casas se vendieron en julio, lo que representa algo más del 20% de caída respecto al mismo mes del año anterior, cuando el Ramadán abarcó desde mediados de julio hasta mediados de agosto. En conjunto el número total de viviendas que cambiaron de manos durante los siete primeros meses de 2014 ascendió a 609.877, de acuerdo a los datos estadísticos.

La caída es especialmente acusada, dado que en junio el mercado también experimento una bajada pero que sólo fue del 3,6% respecto a 2013. También en junio el número de hipotecas solicitadas para la compra de vivienda sufrió una significativa bajada del 32,9%, un dato a tener en cuenta si bien en Turquía la práctica de solicitar un préstamo bancario para la compra de una residencia sigue sin estar tan extendida como en sus vecinos europeos.

Además de factores atribuibles al período estival, los expertos del sector creen que también pueden haber influido en la caída de las ventas los altos tipos de interés vigentes en Turquía desde el pasado mes de enero, o cierta incertidumbre respecto a la estabilidad política en un año como 2014, que ha vivido dos importantes citas en las urnas: las elecciones locales del 30 de marzo –las primeras desde las protestas contra el gobierno del año pasado- y las presidenciales del 10 de agosto, las primeras en la historia de Turquía.

Por otro lado un informe emitido a mediados de agosto por el Garanti Bank de Turquía, en colaboración con las consultoras especializadas en bienes inmuebles Reidin y GYODER, indicaba que los precios de la vivienda nueva en el país euroasiático crecieron un 10,79% en julio en comparación con hace un año, un aumento que fue del 0,74% en relación al mes anterior. Por provincias, el mayor aumento se dio en Estambul con el 21,59%, mientras que el menor se registró en Antalya con el 10,79%.