La UE pide a Marruecos más respeto a los derechos humanos

La Unión Europea pidió a Marruecos un mayor respeto a los derechos humanos en el país magrebí durante la primera cubre UE-Marruecos que se celebró en la ciudad española de Granada.

La Unión Europea pidió a Marruecos un mayor respeto a los derechos humanos en el país magrebí durante la primera cubre UE-Marruecos que se celebró en la ciudad española de Granada, donde hubo protestas por la situación del pueblo saharaui.
 
Tras la conclusión de la cumbre, el presidente de la UE, el holandés Herman van Rompuy, declaró que la Unión Europea había pedido a Marruecos que mejorase la situación de los derechos humanos. El presidente del gobierno español, Jose Luis Rodríguez Zapatero, presente en la cumbre que se enmarca en la presidencia semestral española de la UE, declaró así mismo que su gobierno apoyaba los esfuerzos de la ONU para lograr una solución «justa, duradera y aceptable» al conflicto entre el Frente Polisario -que defiende la independencia de la antigua colonia española del Sáhara Occidental- y Marruecos, que acepta únicamente una autonomía limitada para la región. Zapatero habló además de la importancia de estrechar los lazos entre España y Marruecos, dado el «alto valor estratégico e histórico» que tiene el país magrebí.
 
Marruecos dijo este domingo que Argelia bloquea una posible solución al conflicto con el Frente Polisario, para quien Rabat propone una autonomía dentro del reino alauita. «Hemos incluido nuestra propuesta, que es una amplia autonomía para el Sáhara Occidental, pero las otras partes no han aportado nada», comentó el primer ministro de Marruecos, que se anexionó el territorio en 1975 y libró una guerra contra el Frente Polisario hasta 1991. Las conversaciones entre Marruecos y el Frente Polisario – que pide un referéndum en el Sáhara Occidental sobre su independencia- están actualmente estancadas, pero ambas partes han dicho que tienen previsto continuar con las negociaciones.
Por su parte el Frente Polisario, que organizó una conferencia paralela a la cumbre en Granada y una manifestación, acusa a Marruecos de continuas violaciones de los derechos humanos en el territorio anexionado del Sáhara Occidental. En dicha cumbre paralela participó la activista saharaui Aminetu Haidar, cuya reciente huelga de hambre en un aeropuerto de Lanzarote originó un conflicto diplomático entre España y Marruecos. Haidar declaró en Granada estar decepcionada con el gobierno español por dar un estatuto avanzado a Marruecos, del que afirmó es «un país no democrático que viola los derechos humanos».